23

MAY

4 “ejercicios” emocionales que hacen las personas felices

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

La felicidad es un concepto interno, pero es algo que si bien está dentro de ti, crece y se desarrolla a partir de la forma en la que reacciones a las cosas que te pasan, los aprendizajes que obtienes y la forma en la que decides actuar con cada situación de tu vida. La gente que es feliz “ejercita” esa área de su vida a diario y trabajan mucho en sentirse a gusto con quienes son.

Las personas felices tienen un compromiso consigo mismas y con su felicidad, por ello enfocan gran parte de sus esfuerzos diarios a esto. Estos son 4 “ejercicios” emocionales que hacen las personas que son felices.

Agradecen: El agradecimiento es muy poderoso. Cuando una persona usa el agradecimiento como una forma de relacionarse con lo que le rodea es capaz de ver lo positivo en cada situación, esto la ayuda a no deprimirse y a buscar en cada momento la posibilidad de aprender algo. El agradecimiento nos permite salir adelante hasta de las peores situaciones porque somos capaces de encontrar lo positivo de cada una.

Practican el desapego: El apego causa mucho daño. Hay que aprender a no tener apego a situaciones o personas, cuando te apegas a algo empiezas a sufrir y eso te hace alejarte de la felicidad. Practicar el desapego es uno de los “ejercicios” emocionales más beneficiosos que puedes hacer, porque te ayuda a ir por la vida muy ligera de equipaje para poder seguir adelante.

Buscan las lecciones en cada situación: Cada situación nos deja un aprendizaje. Uno de los “ejercicios” emocionales que hacen las personas felices es que buscan dentro de cada situación una lección, algo que les ayude a mejorar, a crecer emocionalmente y a entender que de todo lo que nos ocurre podemos aprender, incluso de las peores cosas.

No usan la queja como una herramienta: La queja es tóxica, negativa, es una forma de actuar que intenta colocar en otros y en situaciones externa la responsabilidad de las cosas que te ocurren. La queja no solo te impide aprender lecciones sino que, además, aleja a las personas de ti porque nadie quiere estar cerca de una persona que tenga un comportamiento tan tóxico como este.

Si quieres ser una persona feliz tienes que invertir en tu felicidad y esto no tiene que ver nada, o muy poco, con el dinero, tiene que ver con el tiempo que dedicas a lo que quieres lograr y lo emocionalmente maduro que eres para aprender de cada situación de tu vida.

Únete GRATIS al Círculo Íntimo de Alberto Sardiñas.
Obtén claves para mejorar tu vida personal y de pareja.
Recibe mi libro digital GRATIS con tu suscripción.

Foto: Archivo 123Rf.com