Skip to main content

Imagina cómo podría cambiar nuestra sociedad si todos practicáramos la magia de observar, sonreír y callar. Seríamos testigos de un torrente de empatía y comprensión que se propagaría como ondas en un estanque tranquilo…y así estaríamos construyendo un mundo más amable y tolerante.

Así que, la próxima vez que te sientas agobiado por la agresividad de la sociedad, recuerda estas tres acciones. Observa la belleza en lo simple, sonríe a tus seres queridos y desconocidos, y aprende a callar para escuchar con el corazón.

En esta aventura de vida, todos podemos ser portadores de armonía. Hagamos de la amabilidad nuestra brújula y descubramos cómo, al observar, sonreír y callar, transformamos nuestro mundo y el de los demás. ¡Juntos, podemos ser la chispa que encienda la llama de la positividad en este hermoso camino llamado vida!

👉 Te comparto este mensaje emotivo que ya fue visto por cientos de miles de personas en mis redes sociales…

Leave a Reply

veinte − dieciseis =