Blog

19

OCT

4 fortalezas que tienes a los 40

Antes se temía llegar a los 40. Era una edad en la que se pensaba que las personas empezaban a decaer físicamente y que por lo tanto aquello que no hubieses alcanzado antes de esa edad ya difícilmente lo serías capaz de lograrlo. Sin embargo, por fortuna, este pensamiento cambió y esta edad ahora es vista de una manera más realista.

Cuando llegas a esta edad estás en un punto de madurez físico y emocional que lo hacen probablemente el mejor momento de tu vida. Estas son 4 fortalezas que tienes cuando alcanzas los 40.

Eres más compasiva: Las experiencias acumuladas durante tu vida te han permitido comprender las diferentes formas de ver la vida que tienen las personas. La madurez que alcanzaste te hace capaz de sentir compasión por otras personas, en situaciones en las que anteriormente eras incapaz de hacerlo.

Eres capaz de reírte de las cosas: Tus experiencias, las relaciones vividas y los momentos duros te han hecho valorar mejor las situaciones que vives. Por ello ahora eres totalmente capaz de reírte de aquellos momentos que no revisten tanta gravedad, en lugar de tomarlos “tan a pecho” como lo pudiste haber hecho en el pasado.

Eres más fuerte: Puede ser que te cueste verlo, pero definitivamente lo eres. Cuando llegas a esta edad ya pasaste por una serie de cosas que definen quién eres y qué quieres en la vida, eso te ha hecho vivir algunos momentos que te han obligado, no solo a ser fuerte sino además a trabajar en esa fortaleza para poder seguir adelante.

Eres más segura: A los 40 aún te quedan algunas cosas por definir en tu vida. Pero todo aquello que viviste hace que lejos de tener temor por lo que tu te depara te sientes con toda la disposición y el deseo de afrontarlo, porque sabes que esos retos solo deparan cosas positivas para tu vida. Porque incluso aquello que no salga bien te dejará valiosos aprendizajes.

Los 40 son una edad a la que lejos de tenerle temor debe crearte la expectativa positiva de que estás en un momento de tu vida que tienes todo a tu disposición para desarrollarte y ser feliz. Estas fortalezas no dependen de la edad, sino de las experiencias pero que debes darte el tiempo de vivir.

La madurez no tiene nada que ver con la edad. Una mujer madura no hace esto en una relación.

¿Estás en tus 40? ¿Cómo te sientes? ¿Crees tener estas fortalezas o estarlas desarrollando? Comparte conmigo tu opinión en los comentarios.

Derecho de autor: goodluz / 123RF Foto de archivo