fbpx
10

ABR

¿…Y después de terminar, qué?

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

JovenTriste1Por Anabella Filippi.- ¿Cuántos quisieran tener un interruptor para simplemente apagar los sentimientos cuando terminan una relación? Sería tan sencillo volver al “estado natural” sin esa sensación de vacío.

Cualquier detalle que parece una tontería trae recuerdos y el dolor se hace interminable. Dicen que lo primero que hay que hacer es aceptar la ruptura y comenzar a hablar del tema de la forma más natural posible. Pero seamos francos: a nadie le gusta hablar del tema cuando la ruptura es reciente porque, de manera abierta o soslayada, posiblemente nos dirán lo que no queremos escuchar.

La “rehabilitación” es todo un proceso, lo importante es mantenerse ocupados. Salir con amigos es la mejor terapia (siempre y cuando no sean amigos en común, aunque esto es relativo). Conocer nuevas personas y ampliar el círculo de amistades.

Es muy importante abrir un espacio para uno mismo, como sentarse solo en una cafetería y disfrutar de una buena taza de café recién colado.

Los expertos dicen que una de las claves es volverse a enamorar de uno mismo. Sanar a veces es darse cuenta de lo que significa estar solos.

Hay que tomarse las cosas con calma. No es saludable salir corriendo a buscar una nueva pareja para olvidar rápido (algo que en mi país llamamos “un clavo saca otro clavo”); pero tampoco cerrarse a una nueva relación si descubres que se trata de la persona indicada.

Deja de mirar fotos o correr al celular cuando llega un mensaje, o cuando suena una llamada. Seguramente no será de quien esperas.

Pienso que el tener un final definitivo es de mucha ayuda. Una palabra que venga de esa persona que aniquile toda esperanza de volver. Soy de las que prefiero que me digan un “No te quiero y no vamos a volver”.

Algo muy importante es evitar suplicar. Sé que a veces es dificil no mandar un mensaje de texto con un “te extraño” o un “te pienso”. No es aconsejable. Al final, el tiempo es el que tendrá la última palabra.

No será fácil hacer esto, pero te prometo que valdrá la pena. Mi abuela me dijo una vez  que el que pierde no somos nosotros, es la otra persona porque nosotros podremos amar a alguien más como lo hicimos con él, mientras que esa persona que decidió alejarse, nadie la va querer como la quisimos nosotros.

Comparte conmigo tu historia. ¿Lograste olvidar a alguien? ¿Estás de acuerdo con que quien se aleja pierde mucho más?

Anabella Filippi es administradora de empresas y blogger, puedes seguirla en @BellaFilippi

Derecho de autor: / 123RF Foto de archivo