fbpx
04

OCT

¿Tu pareja es adicta al celular? Así podrás saberlo y esto es lo que debes hacer

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

La tecnología es de gran ayuda. El desarrollo de los celulares nos ha permitido muchas cosas, como comunicarnos al instante con seres queridos que tenemos lejos, capturar fotos y videos de momentos muy especiales o ayudarnos con nuestro trabajo y estudios. Sin embargo, como todo en la vida, los excesos pueden causar daños.

Una de las principales quejas es que la persona que se obsesiona con su celular descuida a su pareja y parece que solo le importa su teléfono, una situación que al principio puede sonar como una queja repetitiva, pero después puede representar un problema grave en la relación.

Entonces, ¿cómo saber que tu pareja es adicta al celular? Estas señales responden esa pregunta:

– Se pone de mal humor cuando no tiene señal o cuando es deficiente.

– En cuanto se despierta, lo primero que hace es revisar su celular.

– Su peor pesadilla es quedarse sin batería.

– Separarse de su teléfono representa un gran esfuerzo .

– Todo lo que ocurre en su vida lo postea en redes sociales.

– Ha tenido accidentes por prestar atención a su teléfono en lugar de por dónde camina.

Una vez identificado el problema, ¿qué puedes hacer para evitar que esto afecte tu relación de pareja?

– Ayuda a tu pareja a elaborar una lista de las apps que realmente necesita. Las personas con adicción al celular siempre tienen varias aplicaciones que no tienen ninguna utilidad.

– Elaboren un sistema de incentivos y penitencias. De esta forma la persona que usa el celular, sin incumple con algún acuerdo, puede poner una pequeña cantidad de dinero que luego pueden usar para una actividad compartida.

– Establezcan horarios. Así existirán momentos, a través de acuerdos, en los que el uso del celular no está permitido dentro de la casa. En caso de incumplimiento pueden, ambos, apegarse al sistema de incentivos y penitencias.

– Ofrece actividades donde el celular no pueda involucrarse: En muchos casos pueden ser actividades al aire libre o situaciones en las que no haga falta la tecnología. La idea es que así pueda ver los beneficios de nos usar el celular o simplemente utilizarlo cuando sea necesario.

– No te conviertas en enemiga del teléfono: Iniciar una guerra con su celular no es una buena estrategia, porque solo conseguirás unirlos más. Si encuentras en tu pareja el reconocimiento de su problema y el deseo de mejorarlo, entonces la persuasión es la mejor arma.

¿Te enfrentaste alguna vez con este problema? ¿Cómo lo superaste? Comparte tu opinión conmigo aquí abajo.

Derecho de autor: AnaBGD / 123RF Foto de archivo