fbpx
21

SEP

¿Tu matrimonio tiene síntomas de divorcio?

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

MatrimonioProblemas¿Cómo saber si tu matrimonio va en una mala dirección? Si contestas “sí” a alguna de estas preguntas tu matrimonio se encuentra en peligro:

Al dormir cada día junto a tu pareja has llegado a preguntarte: «¿Por qué sigo con ella?»

Al cerrar la puerta después de un día de trabajo o de salida con familiares o amigos, ¿sientes pena y tristeza de regresar a tu hogar?

¿La relación con tu cónyuge se ha vuelto más semejante a una relación de hermanos con poca confianza que a una relación amorosa?

¿Estuviste al punto extremo de pedir el divorcio varias veces, pero la única razón por la que sigues adelante con tu matrimonio es porque tienen hijos o por no quedar mal con la familia o la sociedad?

Los siguientes consejos que te voy a dar, son algunas soluciones para los principales factores por las que un matrimonio termina:

Dinero
Problema: Cuando el encargado de proveer en el hogar no lo hace como se espera, o cuando no se incluye al cónyuge en la toma de decisiones sobre la administración del dinero y hay discusiones al respecto.

Solución: Crear un presupuesto familiar. Tanto padre como madre deben estar incluidos en la planeación del presupuesto. Se debe llegar a un acuerdo con respecto a los gastos. Pueden hacer juntos una lista de las necesidades que se deben cubrir por cada miembro de la familia. Si el encargado de proveer en la familia no lo esta haciendo, se debe considerar otra solución. Existen muchas familias donde se necesita que padre y madre trabajen, pueden considerar un arreglo al respecto dependiendo de sus necesidades.

Comunicación
Problema: No se pueden hablar ciertos temas sin que se enojen, no existe el interés de hablar de los sentimientos ni de deseos, sueños y esperanzas del cónyuge. No existe un intercambio de ideas, sugerencias o planes en la crianza de los hijos.

Solución: Aprendan a hablar y a escuchar. Pueden crear juegos o una forma didáctica para aprender a expresarse. Deben creer firmemente que expresar y compartir sus sentimientos o las situaciones por las que están pasando en su vida es vital para mantener a la relación viva.

Poco interés
Sigue leyendo aquí