fbpx
16

AGO

Tu hijo quiere una mascota, ¿será buena idea?

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

NiñoPerroLas mascotas son acompañantes de la familia que de manera especial pueden ganarse el cariño de todos en casa y ocupar un lugar importante dentro del día a día. Además, tener un perro, gato u otro animal en el hogar, puede servirnos para liberar estrés y pasar momentos agradables.

Pero, ¿qué pasa si nuestro hijo o hija quiere una?, ¿a qué edad es capaz de asumir una responsabilidad así? Si bien tener estos animalitos en el espacio de convivencia trae beneficios, también conlleva a una serie de cosas que hay que considerar antes de adquirirlos.

Para orientarnos en esto y, cómo debemos estudiar bien la situación antes de tomar decisiones, conversé con la psicóloga Sileny Hernández*, quien nos comenta: “Un niño pequeño entre uno y tres años no está en condiciones de tener una mascota porque no es capaz de diferenciar entre un ser vivo, como un perrito, y un juguete. Por esto, pueden llegar a hacerles daño sin querer”. Si al momento de nacer un hijo ya hay una mascota en el hogar, es importante mantener una supervisión permanente cuando el bebé esté jugando con la mascota.

La psicóloga también nos explica que lo ideal sería tener una mascota a partir de los nueve o diez años de edad. También entran en juego estos aspectos:

– El tipo de mascota que sea mejor para esas edades.

– La capacidad y disposición de la familia para asumir las responsabilidades del cuidado y compartirlas con el niño (a).

– Las condiciones de la casa o el espacio físico donde va a habitar la mascota.

– El grado de deseo que tenga la familia en general para tener un animalito en el hogar.

Hernández nos dice que por ejemplo: “Hay muchas mamás que no quieren tener más trabajo en casa, encargándose de ciertas responsabilidades extra, y el niño no está en capacidad para asumirlas”, así que, en estos casos es importante que todos en la familia estén abiertos a convivir con una mascota y ayudar.

Es importante considerar realmente cuál es el deseo de nuestro (a) hijo (a), porque no deberíamos adquirir un perro, por ejemplo, solo para que el (la) niño (a) aprenda a tener más responsabilidades. Esto debe ser algo natural y no obligado, en donde nuestro hijo (a) sea quien manifieste lo que desea y, de acuerdo a su edad, colaborar con las tareas de bañar, atender y dar los cuidados que merece un ser vivo.

Si decidimos efectivamente adquirir la mascota, puede funcionar que anotemos las responsabilidades que tiene que llevar a cabo el (a) niño (a), para estar más organizados, no las olvidemos y podamos monitorear si las está cumpliendo como se acordaron.

En caso de que el (la) niño (a) no cumpla con las asignaciones que se le dieron, no le presta atención a la mascota y esta está sufriendo por ello, podríamos considerar en buscarle un nuevo hogar en donde la cuiden mejor.

Hay compromisos que debemos asumir nosotros como adultos, como llevar a la mascota al médico, suministrar su comida y otras cosas que hagan falta para sus cuidados. Esto también debe tomarse en cuenta antes y durante la tenencia del animalito.

La idea de una mascota en casa debe basarse en que todos los miembros de la familia se sientan cómodos y a gusto. La salud también debe considerarse, pues si alguien es alérgico a los animales, es complicado tenerlos dentro de casa, a menos que se trate de un animalito que no produzca alergias

Antes de tomar cualquier decisión de este tipo, por más complacientes que seamos con nuestros hijos, es necesario detenernos a pensar en todo lo que implica, recordando que se trata de un ser al que debemos darle calidad de vida también y que, a la misma vez, seguramente nos traerá una gran felicidad

*Sileny Hernández es psicóloga clínica, especialista en terapia Gestalt y Musicoterapia, con experiencia en orientación psicológica a través de Internet para el trabajo terapéutico. Puedes comunicarte con ella a través del correo psilenyhernandez@gmail.com

Derecho de autor: robhainer / 123RF Foto de archivo