fbpx
08

JUL

¿Tu hijo está empezando a tener curiosidad sexual? Esto es lo que debes saber para orientarlo

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

La adolescencia es una etapa de la vida en donde experimentamos cambios emocionales, de personalidad y físicos. En ella suelen estar presente los conflictos con nuestros hijos, precisamente por todo ese proceso que están pasando y que afectan su carácter.

Además de las discusiones que podemos vivir con nuestros hijos durante la adolescencia, también se hace presente el despertar sexual en ellos, donde la curiosidad y la atracción por lo que no conocen y quizás ha sido un tabú anteriormente, se combinan, para que comiencen a experimentar con su cuerpo y sus hábitos.

¿Eso es malo?, ¿Nuestros hijos estarán en peligro?, ¿Estaré preparado (a) para manejarlo? Lejos de entrar en pánico lo que debemos hacer es ponernos la batuta de padres y, con la disposición de un amigo (aunque realmente siempre seremos los padres), acompañar a nuestros hijos en ese proceso.

Para entender cómo debemos orientar a nuestros hijos cuando empiezan a tener curiosidad sexual, la psicóloga Sileny Hernández* nos da algunas claves, comenzando por comentarnos que “si el adolescente está buscando información, lo más recomendable es ver qué es lo que está curioseando y ser uno mismo quien le dé esa información, teniendo ya el conocimiento sobre eso”.

Una vez claros en la etapa que nuestro hijo o hija está, podemos tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

– Tratar de establecer conversaciones en donde incentivemos a nuestro (a) hijo (a) a expresar y preguntar sobre la sexualidad. Seguramente tendrá muchas dudas y también mucha pena, pero debemos ir trabajando ese espacio para compartir ideas y orientarlo (a) sanamente, sin intentar establecer un interrogatorio nosotros o juzgar.

– Si vemos situaciones en donde se pueda hablar del tema, incluir a nuestro (a) hijo (a) para saber su opinión y forma de pensar. Por ejemplo: Si estamos viendo algún programa de televisión donde aborden el tema, podemos aprovechar para hacer ese contacto, que probablemente pueda hacer más fluidas las cosas.

– No tenemos que darles una clase magistral. De hecho, podemos apoyarnos en artículos especializados de Internet o videos educativos (de una fuente calificada), que nos ayuden a orientar esa curiosidad sexual para canalizarla de una manera positiva.

Es normal que estemos preocupados en estos momentos, pero debemos estar conscientes de que es algo natural y como tal, asumirlo. Estaríamos cometiendo un error si reprimimos esa curiosidad o si no somos el canal para que nuestros hijos sepan cómo funciona la vida sexual.

¿Debemos husmear en sus cosas (teléfono, computadora, diario) para enterarnos de en qué anda sexualmente? Hernández nos dice: “Esto es una cuestión de honestidad, sobre todo porque cuando el adolescente averigua que hemos estados inmiscuyéndonos en sus cosas personales, puede generar un conflicto mayor. Para que ellos confíen en nosotros, debemos partir por generar confianza”.

Hay casos en los que nuestro (a) hijo (a) no se abre muy bien a buscar información y hablar, y entonces pudiera estar experimentando sin orientación, exponiéndose a peligros de salud especialmente. Por eso, debemos ser intuitivos y hablarles de frente cuando sepamos que ya están en la edad en donde la curiosidad está a flor de piel.

Ante todo debemos transmitirles amor a nuestros hijos y que sepan que nos preocupamos por ellos, por su bienestar y mejor desarrollo. Darles el tiempo que se merecen, incluso desde antes de que lleguen a esta etapa, es lo más importante para que siempre se sientan acompañados, apoyados y en confianza para hablar cualquier tipo de problema o curiosidad que tengan.

*Sileny Hernández es psicóloga clínica, especialista en terapia Gestalt y Musicoterapia, con experiencia en orientación psicológica a través de Internet para el trabajo terapéutico. Puedes comunicarte con ella a través del correo psilenyhernandez@gmail.com

Derecho de autor: piksel / 123RF Foto de archivo