22

MAR

Si tu relación no tiene futuro, toma fuerza y sigue estos pasos

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

MujerTriste11Muchas veces al tener una relación larga podemos pasar por muchas alegrías, pero también por muchas decepciones que nos hacen pensar que seguir con esa persona no es el camino correcto. Cuando nos llegan esos pensamientos de inestabilidad, en donde sentimos que la relación no tiene futuro, no saber exactamente qué hacer, es más común de lo que pensamos.

Ante la duda y la indecisión, lo más importante, más allá de centrarnos en sentirnos solos y angustiados, es saber que todo lo que parece malo nos va a servir como una oportunidad de oro para sanar ciertas cosas en nuestras vidas y permitirnos mejores cambios, sea cual sea la decisión que tomemos.

Para que estemos mucho más claros sobre qué posición debemos tomar si no sabemos cómo terminar con esa relación que no nos hace bien, conversé con la psicóloga Risber González*, quien nos da una vista más clara del panorama: “para llegar al punto de pensar que la relación no tiene futuro, primeramente tenemos que remitirnos a el qué buscamos en una persona y cuáles son nuestras expectativas”.

Aunque esas expectativas cambian según cada quien, incluso pueden variar entre nosotros y nuestra pareja, a modo global, estas son algunos puntos que podríamos tomar en cuenta para evaluar la situación de manera más útil. Por ejemplo:

– Sentir que la otra persona nos brinda el cariño y el amor necesarios para mantenernos motivados y enamorados día a día.
– Que nos de esa seguridad y sensación de protección que nos haga sentir bien.
– Que esa persona nos acompañe en nuestras metas y esté ahí para apoyarnos en nuestros sueños por cumplir.
– Que nos brinde respeto en todo momento y nos ayude a respetarnos a nosotros mismos.
– Que nos sintamos cómodos y libres de poder compartir nuestros pensamientos con nuestra pareja, sin que eso represente un mayor problema.

Como nos dice González, si esas expectativas no van en congruencia con la realidad de la persona con quien estamos, entonces hay que redefinir los términos de la relación, porque si bien hay cosas que son manejables, negociables y en las que podemos ceder, cuando se llega a el punto en el que nos hacen daño o van totalmente en contra de lo que queremos, es mejor replantearse si debemos seguir ahí.

“Hay que tener fuerza interior para terminar una relación, sobretodo si fue una buena relación durante el tiempo en que funcionó”, nos explica González y, para encontrar esa fuerza, en base a la información que necesitamos saber para tomar cualquier decisión, nos señala estos tips:

– Buscar meditar o conectarnos con lo que verdaderamente sentimos. Aunque suene cliché, es muy útil escucharnos.
– Lo ideal es estar en silencio, donde no haya más nada a lo que prestarle atención, que no sea a nosotros mismos. Ir a un viaje corto o un paseo de un día nos puede servir.
– Hay que desglosar e identificar lo que estamos sintiendo: rabia, temor, desencanto, aburrimiento, etc.
– Ser humilde con uno mismo y dejar de exigirnos con un “debo ser”, “tengo que”.
– Enfocarnos en lo que queremos para ser feliz: ¿qué es? ¿cómo es?, y tomar eso como eje central para las decisiones que vayamos a tomar.

Si en las relaciones buscamos construir para ser felices, es necesario que el objetivo principal sea ganar los dos. En el momento en que veamos eso borroso, probablemente no tengamos futuro con esa persona, y esto no quiere decir que sea un fracaso, porque en definitiva los cambios son tan buenos como nosotros queramos que sean.

*Risber González es psicóloga clínica, formada en terapia familiar sistemática. Puedes ponerte en contacto con ella a través del correo electrónico risber_again@hotmail.com.

Derecho de autor: / 123RF Foto de archivo