20

ENE

¿Qué es un niño bien educado?

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

NiñoSueterOtra vez leo en diversos medios artículos que nos cuentan lo mal educados que están los niños de ahora, caprichosos y mimados, exigiendo que se les pongan claras las cosas y aprendan a obedecer sin rechistar lo antes posible. Y yo, más que deciros como reconocer que vuestros hijos son unos maleducados, os voy a recordar las señales de que los estáis educando muy bien.

Son empáticos
Los niños aman a sus padres, incluso los aman cuando los padres no lo merecen, pero si sois padres que educan bien a sus hijos os daréis cuenta de que a ellos les importa que os sintáis bien, demuestran preocupación si estáis cansados, enfermos o nerviosos y procuran colaborar para que las cosas os sean agradables y os sintáis felices. Los niños demuestran que son capaces de ponerse en la piel de otros y sentir sus emociones. Los niños bien educados son empáticos.

Pronto podréis constatar que, como decía, los niños que reciben una buena educación son empáticos, aunque es justo esperar que a veces sus impulsos y emociones no nos dejen verlo. Pero si no vemos en ellos empatía habitualmente, deberíamos estar alerta y revisar si nuestra manera de tratarlos no es la más correcta.

Los niños aprenden sobre todo de lo que hacemos los adultos, mucho más que de lo que decimos. Así que si sabéis demostrar amor a vuestros hijos y sois sinceros con ellos, evitáis los chantajes o las presiones excesivas, es seguro que ellos os devolverán el amor con creces y os sorprenderán con gestos amables y considerados.

Esta empatía podremos observarla también hacia otras personas, especialmente hacia hermanos pequeños, niños más chiquititos o animales indefensos. Si nuestro hijo hace daño a otras personas, no siente su sufrimiento o le parece divertido, deberíamos preocuparnos. Los niños bien educados quieren que otras personas se sientan bien pues es lo que han aprendido que hacen los seres humanos.

No toleran los abusos de poder
Si hemos educado bien a nuestros hijos sabrán reconocer los comportamientos abusivos y agresivos de otras personas, no aceptarán amenazas y no considerarán que deben callar y obedecer a cualquier adulto, sobre todo si esté no se comporta bien con ellos. Y eso se nos aplica a nosotros mismos. Los niños bien educados no toleran los abusos de poder.

Cuando cualquier persona, incluso si somos los propios padres, actúa de forma injusta o abusa de su poder, un niño con una correcta educación sabrá que merece ser respetado en todo momento y reclamará sus derechos sin miedo.

Sigue leyendo aquí