02

ABR

¿Por qué es importante enseñarle a tu hija a cuidar su apariencia?

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Ser coqueta y cuidar tu apariencia no significa renunciar a tus sueños de ser una mujer independiente, inteligente, trabajadora y exitosa. Vivimos en un mundo en el que la apariencia tiene un valor exagerado y, aunque no debe ser el centro de nuestras preocupaciones, es importante preparar a nuestros hijos para ese mundo y ayudarlos a desarrollar su personalidad, a la vez sin interferir demasiado. A continuación te sugiero 4 razones por las que deberías fomentar en tu hija el cuidado personal y la preocupación por los detalles:

– Eleva su autoestima: No se trata de imponer tus maneras, tu forma de vestir o tus gustos. Es cuestión de ayudarla a formar su propia identidad y enseñarle que, sea cual sea su estilo, sus gustos o sus intereses, debe sentirse bien consigo misma y reflejar seguridad personal. Es la mejor manera de ganarse el respeto de los demás y de demostrarle al mundo de lo que es capaz.

[google_ads]

– La ayuda a cuidar los detalles en todos los aspectos de su vida: Cuidar los detalles es importante, indistintamente de si eres hombre o mujer. Una persona integral debe saber desenvolverse en el ámbito profesional o académico (según sea el caso), pero también debe tener noción de las tareas del hogar, de las compras, de cuidar las relaciones familiares, ser atentos con los amigos, los vecinos, saber qué hacer en ciertas circunstancias y como solucionar determinados problemas. La vida está compuesta por un conjunto de actividades que debemos llevar a cabo y debemos preparar a nuestros hijos para que se enfrenten con éxito a ellas.

– Le permite generar una buena imagen: Si tu hija aprende a cuidar su apariencia, seguramente no tendrá problemas en causar una buena primera impresión cuando vaya a buscar empleo o cuando opte por un cupo en la universidad. Recuerda que ser coqueta no es vestir de color rosa y pintar las uñas. Ser coqueta es construir una imagen propia, adecuada a la personalidad, que haga feliz al individuo y que su vez genere una buena imagen para las personas que nos rodean. Los seres humanos somos seres sociales y esa es una realidad de la que no podemos escapar.

– La ayudará a encontrarse consigo misma a su debido momento: No debes exagerar ni presionar a tu hija para que haga ciertas cosas. Recuerda que ella irá desarrollando su personalidad con el paso del tiempo y no debes interferir ni obligarla a nada. Cuando llegue el momento, ella misma querrá saber ciertas cosas e imitará tu forma de actuar en ciertas circunstancias. Dale el ejemplo de que es posible ser una mujer profesional, exitosa, feliz y capaz de proyectar una imagen positiva y cuidada ante las demás personas.

¿Eres coqueta y cuidas tu imagen? ¿Crees que tu hija debería serlo? Deja un comentario aquí abajo y cuéntame tu experiencia:

También puedes leer: Cómo gestionar las emociones de los hijos ante el divorcio

Derecho de autor: martinan / 123RF Foto de archivo