fbpx
03

JUN

¿Piensas que un ser querido es bipolar? Aquí algunas posibles señales

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Más allá de ser un asunto que no se enfrente o algo de lo que algunas personas hagan chiste, la bipolaridad es una realidad que se vive, aun cuando no se sepa que se padece. Ciertos desajustes en la personalidad nos pueden hacer pensar que una persona padece de este trastorno.

Puede pasar que, conociendo bien a un familiar o persona querida, lleguemos a pensar que esto le pudiese estar ocurriendo y, si bien es un tema delicado, no está de más la ayuda que podamos ofrecer desde nuestro punto de vista.

Para aclararnos dudas y estar más seguros de cómo podemos identificar cuando una persona podría ser bipolar, hablé con la psicóloga Sileny Hernández*, quien comienza comentándonos: “Es importante saber que solamente un psiquiatra puede ayudar médicamente a una persona bipolar”.

Aunque, como nos dice Hernández, poner etiquetas nunca es lo mejor, éstas son dos cosas básicas que caracterizan a una persona con trastorno bipolar:

– Tienen momentos de mucha euforia, que son como picos de exagerada actividad emocional.

– De pronto se encuentran en una abrupta bajada de ánimo, llegando a una depresión profunda.

Entonces, estas personas muestran emociones en extremos en donde el estado de ánimo es muy variable y no se dominan a sí mismas. Sobre este padecimiento hay varias clasificaciones según sea el caso.

Si nos parece que alguien puede ser bipolar y queremos animarlo a ir al médico, debemos tomar en cuenta estos comportamientos para estar más claros en el posible diagnóstico:

– Pareciera que tiene una autoestima exagerada o que es muy engreída.

– Es imprudente, sin medir dónde y con quién esté.

– Se irrita con facilidad.

– Se ríe mucho, incluso de las cosas que parecieran no causar gracia.

– Salta de un tema a otro con bastante facilidad mientras conversa.

– Gasta mucho dinero y no se mide al momento de comprometerse económicamente.

– Puede pasar que no les guste dormir mucho.

– Quiere estar siempre en todo, en alguna actividad.

Cuando la persona con este trastorno pasa a los bajones de ánimo, se muestra triste, angustiada, con una sensación de vacío, se fatiga, parece que le faltara energía, su lenguaje es más lento, duerme más, llora, se pone muy sensible, no quiere compartir con otras personas e incluso puede tener ideas suicidas.

Sin embargo, Hernández dice que si se presenta alguno de estos comportamientos no necesariamente se es bipolar, pues hay medicamentos que causan este efecto o también puede ser originado por problemas en la glándula tiroidea.

¿Cómo manejar la situación cuando conocemos de una persona cercana que pareciera tener este problema? Hernández dice: “Debemos tratar de entenderla y, para lograrlo, hay que buscar información adecuada. También hay que integrarla en la unión familiar o al grupo de amigos para que no se sienta sola”.

Debemos saber tratar a ese ser querido y no darle motivos para que se estrese con cosas que quizás no sepa manejar y que pudiesen disparar una crisis. “No hay que tener miedo a enfrentar lo que está pasando, por el contrario, es bueno que hablemos con ese amigo o familiar sobre lo que le pasa y hacerlo con naturalidad para que se pueda abrir a nosotros”, explica Hernández.

En estos casos lo más importante es trabajar en nuestra tolerancia y entendimiento para poder ayudar a esa persona. Es esencial que la animemos a ir a un médico psiquiatra para que éste pueda evaluar la situación y encontrar la mejor solución.

*Sileny Hernández es psicóloga clínica, especialista en terapia Gestalt y Musicoterapia, con experiencia en orientación psicológica a través de Internet para el trabajo terapéutico. Puedes comunicarte con ella a través del correo psilenyhernandez@gmail.com

Derecho de autor: sifotography / 123RF Foto de archivo