14

MAR

Nunca olvides esto cuando dejes una relación tóxica

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

La felicidad es algo interno, pero esto no significa que una persona, especialmente tu pareja, no pueda hacerte daño e incluso hacerte infeliz. Esto es lo que ocurre cuando te involucras en una relación tóxica, en la que no te sientes a gusto, en la que no tienes la oportunidad de crecer y en la que a diario estás sufriendo.

Cuando te decides abandonar una relación tóxica podrías sentirte mal e incluso insegura de la decisión que tomaste, pero estas son 4 cosas que no debes olvidar.

No es tu culpa: En una relación tóxica ambos cometen errores. Sin embargo hay mucha diferencia entre aceptar tus errores y aprender de ellos y culparte de lo vivido en la relación y de lo mal que te trató tu pareja, de lo mal que te hizo sentir y del daño que te causó. No es tu culpa que la otra persona no te valore.

Tienes todo el derecho de abandonar la relación: En una relación hay diferentes aspectos involucrados, incluso si se trata de que tienen hijos en común la decisión más sana es la que resguarde tu amor propio y autoestima. Tienes el derecho a decidir por tu felicidad y cuidarte, para de esa forma poder cuidar de aquellos que amas.

Fue una oportunidad para aprender: Sí, una oportunidad para aprender. Hay situaciones que son muy dolorosas pero precisamente estas son las que más te enseñan. En una relación tóxica aprenderás qué conductas no debes permitir, qué conductas no debes tener y qué señales te dicen que podrías estar de nuevo ante una situación similar.

No tienes la obligación de ayudar a alguien a cambiar: Siempre escuchamos a quien dice “yo lo amo y quiero que cambie”. Pues solo podemos ayudar a cambiar y a mejorar a alguien que quiere hacerlo, si tu pareja te ha demostrado, de todas las formas posibles que no está interesado en hacer un cambio, entonces no tienes la obligación de sufrir por él para lograrlo.

La madurez emocional es clave para poder entender que estás en una relación tóxica y tener la fortaleza de abandonarla y cuidar de tu amor propio. Cuando pasas por una situación como esta y aprendes tus lecciones te estás garantizando no volver a vivirlo.

Únete GRATIS al Círculo Íntimo de Alberto Sardiñas.
Obtén claves para mejorar tu vida personal y de pareja.
Recibe mi libro digital GRATIS con tu suscripción.

Foto: Archivo 123Rf.com