fbpx
16

JUL

Nuestra mala costumbre de cambiar a las personas

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

ParejaHablando6Tomado de: cesarpiqueras.com

Vamos por ahí queriendo mejorar el mundo, somos tan prepotentes que nos ofuscamos en querer cambiar al otro continuamente. No nos hemos dado cuenta de que cambiar a las personas es en realidad una proyección sobre lo que nos gustaría cambiar de nosotros mismos…

Cada día me encuentro con personas que quieren cambiar a otras personas.

Proveedores que quieren que sus clientes cambien…
Parejas que quieren que su amado/a cambie…
Padres que sus hijos cambien…

La mala costumbre de querer cambiar a las personas

Como estamos anclados a un sentimiento de no-suficiencia, es decir, lo que tenemos no es suficiente, esto siempre hace que queramos que las cosas sean diferentes. El problema suele venir con que las “cosas” a veces son personas. Y claro, puede ser razonable que uno quiera cambiar la realidad material que le rodea, que nunca le pareza suficiente (aunque también habría que mirárselo), pero ¿querer también cambiar a las personas?

La mentalidad maquinal de la era industrial sigue operando en nuestro subconsciente, “si no funciona a tu gusto, cambialo”. La publicidad nos invita a ello, cualquier marca, en un intento de empoderarnos también lo hace, utilizando ese tipo de marketing que tanto nos gusta. De esta manera nos creemos omnipotentes y empezamos a perder esa sencillez innata con la que tanto brillamos…

Sigue leyendo aquí

Derecho de autor: alexh / 123RF Foto de archivo