fbpx
15

ENE

¿No tienes buena relación con la familia de tu pareja? ¡Intenta esto!

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Cuando iniciamos una relación hay muchos factores involucrados. En el momento en que la relación empieza a «enseriarse» es cuando entra la familia de cada a uno a escena. Dependiendo de muchas cosas, puede ser un momento positivo que le dé fortaleza a la relación o un nuevo desafío para la pareja.

Debido a los sentimientos involucrados, no siempre la relación con la familia de tu pareja es la mejor o la más sencilla de todas, sin embargo es una relación en la que hay que trabajar. Si todo marcha bien, estarán ahí siempre y además son parte importante de la vida de esa persona de la que te enamoraste.

Si la relación con ellos no es la mejor, ¿qué podemos hacer para mejorarla? Te propongo estas 4 cosas.

Entiende qué genera la incomodidad: Hay muchas cosas que pueden generar una incomodidad entre los padres de tu pareja y tu. Entender de dónde proviene te dará una ventaja a la hora de afrontar la situación. Quien comprende las razones de una situación está en mejor posición de encontrar soluciones o de encontrar la forma en la que no le afecte.

Conversa con tu pareja: Si sientes que la situación te está afectando de una manera particular y que no logras manejar, es importante conversarlo con tu pareja. Manteniendo la calma, trata de ser lo más explicita posible con tu pareja acerca de la situación, para evitar que se coloque a la defensiva y buscando de esta forma su comprensión y apoyo. Que tenga una actitud justa en esta situación es una gran demostración de la importancia que le da a la relación.

Coloca límites: Mientras consigues que la situación mejore progresivamente, que es el objetivo final, coloca límites para evitar verte en situaciones en las que puedas sufrir o sentirte mal. Conversa y negocia esos límites con tu pareja para que las cosas las manejen entre ambos, de nuevo, el apoyo de tu pareja es clave en este caso.

Conserva la calma: No importa qué tan grave sea la situación, lo peor que puedes hacer es explotar. De nuevo requerirás el apoyo de tu pareja en este momento, porque si estás molesta deberás desahogarte con alguien. Busca hacerlo siempre con términos positivos y recuerda que hay sentimientos involucrados, pero si en algún punto de la situación tienes una explosión de molestia tus puntos quedarán, seguramente, invalidados.

Esta no es una situación sencilla, pero sí común. No existen buenos o malos, sino simplemente diferentes tipos de personas que poco a poco deben encontrar la forma de convivir. Si todos entienden que es posible, lo lograrán.

¿Pasaste por una situación como ésta? Comparte tu experiencia conmigo aquí abajo.

Derecho de autor: auremar / 123RF Foto de archivo