fbpx
25

OCT

Niñas están demostrando cómo crece una “mujer con la falda bien puesta”

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Cada vez más, las mujeres están tomando más poder y alcanzando todas sus metas. Muchas son las famosas o mujeres emprendedoras que logran grandes cambios con sus ideas, y estoy seguro de que ese empoderamiento y ganas de hacer las cosas posibles, se va “cocinando” desde pequeñas.

Estas 3 niñas no sólo rompieron las reglas de sus colegios para lograr un cambio positivo en sus vidas, sino que están demostrando que eso de ser “mujeres con la falda bien puesta”, es algo que comienza desde chiquitas. Seguramente querrás contarle alguna de estas historias a tus hijas:

Caroline Hamrick y sus amigas:
Ellas querían acabar con la idea de que las chicas son una distracción… ¡Y lo lograron! Junto a otras estudiantes de Carolina del Sur (en total 100), organizaron protestas sobre el código de vestir de su colegio, para hacer entender que usar bermudas o vestidos, no deben ser una distracción para los demás ni ser inapropiado.


Devyn Pereira:

Ella padece del síndrome Angelman, que compromete su desarrollo y su capacidad para hablar. Aunque le sea complicado comunicarse, Devyn está asistiendo a la escuela y para eso necesita la ayuda de su perrita Hannah, quien cumple las funciones de asistente y es capaz de predecir cuándo la niña está a punto de sufrir una convulsión. Aunque el caso ha sido llevado a la corte estadounidense debido a la prohibición de la escuela de llevar a la perrita, Devyn es una inspiración para muchas niñas que inician su camino escolar.

Vanessa VanDyke:
Ella tiene 12 años y está orgullosa de tener su cabello rizado. Vanessa tuvo que luchar contra las reglas de su colegio, luego de ser obligada a arreglarlo para que no se viera tan “grande”. Sin embargo, su determinación a mantenerse natural, tal cual como nació, la han ayudado a enfrentar esa lucha y a aprender lidiar con los comentarios de sus compañeros de clases.

También puedes leer: Desarrolla tu fuerza de voluntad

Estos son ejemplos de que el carácter y el espíritu fuerte se trabajan desde la niñez. Muchas veces las grandes mujeres del mañana, comienzan a formarse desde ya, estando chiquitas y es algo que, como madre, puedes apoyar y cultivar.

¿Tu hija ha hecho algún gran acto de valentía? ¿Cómo la ayudas a ser una “mujer con la falda bien puesta”? Cuéntame tu experiencia, escribiendo aquí abajo.

Derecho de autor: gpointstudio / 123RF Foto de archivo