fbpx
23

MAY

Mi pareja no me presta atención por su trabajo

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

ParejaLaptopTomado de: vidasana.com.sv

En algunas parejas siempre llega ese temido momento en el que nos damos cuenta de que el trabajo es la principal prioridad de la persona y nosotros, bueno, nosotros quizás seamos la segunda… como máximo. En un mundo en el que la ambición laboral prima muchas veces sobre los sentimientos la situación en la que tu pareja está más centrada en su trabajo que en ti se sucede con más facilidad. ¿La solución? Aceptarlo, hablarlo, concebir trabajo y amor como dos cosas igual de importantes pero diferentes y más respuestas que damos a continuación.

Salud, trabajo… y amor

En pleno siglo XXI, tanto el hombre como la mujer pueden optar a ofertas laborales similares y alcanzar unos mismos objetivos. La sociedad también condiciona este ascenso, la competencia entre individuos por un puesto de trabajo y, también, la oportunidad de explorar a fondo todo lo relacionado con ese empleo que te fascina. Todo eso está muy bien, nos permite autorrealizarnos y ser algo más felices pero ¿qué hay de esa persona que está a tu lado?

Muchos hombres (y mujeres) están obsesionados con su trabajo: realizan horas extra, trabajan en casa hasta altas horas de la noche, casi siempre están fuera o, lo peor, el trabajo es su único tema de conversación, obviando otras necesidades como los planes en pareja, la propia situación de su compañero e incluso la supervisión de los hijos. Una situación que requiere, ante todo, de comunicación. En ocasiones, el enojo de la esposa o esposo de esa persona que trabaja tanto engloba otros muchos (y peligrosos) sentimientos como envidia, competencia dentro de una misma pareja o falta de autoestima, ya que puede que a nuestro compañero le vaya bien y a nosotros no. Una situación que ya hemos comentado en iMujer y que requiere, ante todo, de aceptación por nuestra parte.

Sigue leyendo aquí

Derecho de autor: / 123RF Foto de archivo