fbpx
17

ENE

¿Los jóvenes deben salir con o sin chaperona?

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

JovenVestidoKatherine es una joven de 17 años, dueña de un temperamento jovial que hace que sea amiga de muchas personas. Recientemente, ha obtenido permiso de sus padres para salir con sus amigos, jóvenes de ambos sexos que comparten con ella sus gustos en la música, en las películas de humor y que disfrutan pasar tiempo realizando esas actividades.

Sin embargo, uno de esos jóvenes ha llamado desde hace tiempo la atención de Katherine. Su nombre es Víctor y él también siente atracción por ella, pero como siempre salen en grupo, pocas o ninguna oportunidad han tenido de estar solos. Sin embargo, él ha conseguido permiso de los padres de Katherine para acompañarla a la fiesta de grado del instituto e irá a recogerla a su casa. El grupo tiene planeado un viaje de fin de semana a una finca para celebrar el término de su temporada en el bachillerato.

Los padres de Katherine no están del todo contentos con el plan de los jóvenes, ellos confían en su hija y en los valores que le enseñaron desde pequeña, pero temen que ante la ocasión de estar a solas sin supervisión, ella pueda llegar a cometer errores por falta de experiencia en el área sentimental.

¿Debemos permitir que nuestros hijos estén a solas con alguien del sexo opuesto?
Bien, ubiquémonos en este tiempo y espacio. Ya no estamos a principios del siglo pasado para hacer que nuestros hijos adolescentes o jóvenes adultos salgan en citas con «chaperona» o dama de compañía. No obstante, los retos de los padres ahora son mucho más grandes que en antaño debido al mismo avance del mundo actual y este les exige que la educación sea más detallada, labor que desde ningún punto de vista se puede dejar a terceros. Los padres deben:

Sigue leyendo aquí