fbpx
30

MAY

Los 30 son los nuevos 20

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

JovenFeliz1Por Anabella Filippi.- Momentos van y momentos vienen… ¿Cierto?

Cuando terminé mi carrera, un amigo me dijo algo que llevo conmigo siempre: “El tren de las oportunidades pasa solo una vez, depende solo de nosotros el subirnos o dejarlo pasar”.

¿De quién depende entonces nuestro progreso? Ya no tenemos 18 años, “¿hacía dónde vas?”.

Hoy tienes claras tus prioridades y has entendido que:

– Un día de pijamas después de una semana de mucho trabajo es algo que no tiene precio.

– Te das cuenta de que para muchos, hay algo malo contigo porque no te has casado, no estas divorciada o porque no tienes hijos (y si entras a Facebook te das cuenta de que muchos están comprometidos, casados o embarazados, y tú solo piensas en “me faltan solo $300 para comprare el boleto para ese viaje que tanto quiero”).

– Ir al gimnasio es algo tan relajante como ir por manicure y pedicure.

– Acostarte en la cama después de un largo día tu espalda dice “gracias”.

– Tus amigos más jóvenes te admiran y te piden consejos y los contemporáneos se desahogan contigo.

– Nunca vas a la cama sin quitarte el maquillaje y colocarte tu crema nocturna (primero muerta que arrugada).

– No te enamoras platónicamente, tu corazón ya está curado. Los mal de amor saben mejor con tequila (y que lo digan mis amigos que bastante que vivieron mis mal de amores a los 25, y sin mencionar que eso ya lo deberíamos de tener prohibido porque el malestar al día siguiente es intolerable).

Las primeras tres décadas de vida son los nuevos 20. Tienes libertad familiar, madurez emocional, independencia financiera y hasta por fin entendiste como te gustan tus huevos para el desayuno (sunnyside).

Francisco de Quevedo dijo: “Cuando decimos que todo tiempo pasado fue mejor, estamos condenando el futuro sin conocerlo.”

Mejor no te quejes y deja que todo fluya. Ten tu norte bien definido y trabaja duro, recuerda que lo que fácil viene, fácil se va y por lo general, es algo que no valía la pena conservar.

Anabella Filippi es administradora de empresas y blogger, puedes seguirla en @BellaFilippi

Derecho de autor: apirak / 123RF Foto de archivo