fbpx
11

DIC

¿Lejos de casa? Tips para pasar la navidad lejos de tu familia y no morir en el intento

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

MuñecoDeNieveLa Navidad es una fecha importante dentro de nuestra cultura. La tradición más común es organizar una gran cena y pasar la ocasión con nuestra familia, pero ¿qué sucede cuando no podemos pasar la Navidad con nuestros familiares?

El impacto emocional que esto puede tener en nosotros depende de algunas circunstancias alrededor del hecho de no pasar la Navidad en familia, por ejemplo; de las tradiciones familiares, de la relación que existe en ese momento con nuestros familiares, y del motivo de nuestra ausencia.

Sobre la relevancia de la celebración, hay familias que festejan y hacen reuniones constantemente a lo largo del año siendo todas igual de importantes, pero hay otras que “eligen” algunas celebraciones como las más relevantes del año (cumpleaños de la abuela, fiestas patrias, día de muertos, etc.), y hay algunas otras para las cuales la Navidad es la ocasión más especial del año.

Así que cuando en nuestra familia hay grandes expectativas sobre pasar juntos la Navidad, lo más probable es que nosotros también tengamos altas expectativas ligadas a esta fecha. Finalmente, somos miembros del mismo grupo y compartimos más o menos las mismas tradiciones y, por tanto,  a mayor expectativa, mayor decepción en caso de no poder estar con los nuestros. Incluso hay familias en las que la presión por reunirse en Navidad se vuelve una exigencia (incluso crítica) por que estemos presentes.
image

Adicionalmente, la causa de nuestra ausencia en esta celebración tiene un papel importante en nuestros sentimientos, ya sea, por ejemplo, que se trate de motivos de trabajo, de pareja o económicos, el principal detalle recae en si el no estar presentes es nuestra decisión o nos sentimos obligados por una causa externa. Si la decisión recae en nosotros, tenemos el alivio de sentir que es una elección libre, pero el conflicto surge si la decisión no es nuestra, sino estamos “obligados” por circunstancias externas, en este caso nos frustramos aún más.

Cuando se habla de una relación de pareja, quizá el motivo más conflictivo tiene que ver con la negociación sobre dónde pasar la Navidad. En el mejor de los casos ambas familias se consideran como la propia, así que cenar con unos o con otros es igualmente disfrutable. Otro escenario positivo es cuando hay acuerdos más o menos satisfactorios entre la pareja y pasan una fecha con la familia de uno y otra con la familia del otro (Navidad y Año Nuevo), o cambian cada año el lugar del festejo.

Sigue leyendo aquí