fbpx
12

NOV

Las quejas no sirven de nada, aquí tienes varias razones para no quejarte

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

En ocasiones, cuando las cosas no van de la mejor manera, caemos en la tentación de quejarnos, una conducta que no nos va a llevar a nada bueno. A veces también podemos caer en la queja aunque la situación no sea del todo negativa, sino que simplemente no resulta exactamente como queremos que sea.

Entonces, te voy a dar 4 poderosas razones para no quejarte. Mi objetivo es que juntos nos demos cuenta de que la queja tiene un efecto destructor sobre nosotros y que lo hagamos lo menos posible

– Porque no te hace avanzar: Si estás en medio de una situación negativa o aún no estás en la situación en la que quieres, incluso si estás avanzando pero las cosas se pusieron difíciles, nada eso lo cambiará el hecho de que te quejes. Más bien el tiempo que pierdes quejándote, es tiempo que no inviertes en lo que quieres lograr.

– Porque aleja a los que te quieren y apoyan: Nadie tiene muchas ganas de estar aguantando una persona que constantemente se está quejando, por mucho que la quieran. La queja agota y aburre a la persona que tiene que escucharla.

– Porque nada por lo que te quejas se resolverá así: Por ejemplo si tu problema es de dinero, no te van a dar dinero por cada vez que te quejes, entonces ¿para qué quejarse? Si te quejas porque todos los hombres con los que sales son iguales, lo mejor para encontrar un diferente es un cambio de actitud, no quejarse. ¿Me sigues?

– Porque te desgasta: Quejarte solo te hace ver la parte negativa de las cosas. Imagina estar viendo siempre la peor parte de todo, es una situación que te desgasta, te hace infeliz e incluso te puede hacer pensar que nada de lo que estás haciendo está bien.

La queja es tan poderosa que puede tener un efecto destructivo sobre nosotros y lo que soñamos. Entonces debemos evitarla y entender que puede ser que no todo vaya de la mejor manera, pero que mientras demos lo mejor de nosotros, estamos en posibilidad de lograr lo que nos propongamos.

¿Alguna vez caíste en la tentación de quejarte y no actuar? Cuentame tu experiencia aquí abajo.

Derecho de autor: jackf / 123RF Foto de archivo