fbpx
26

OCT

La ruptura de la pareja: mitos y realidades

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

ParejaEspalda12Tomado de: tnrelaciones.com

La vivencia de la pareja y en concreto de la ruptura, está directamente relacionada con la construcción sociocultural de la misma y las expectativas proyectadas en ella. En la cultura occidental el modelo de pareja es heredero directo del modelo de pareja matrimonial.

En su origen el matrimonio es un contrato legal, propio de una clase social alta, “una institución que atiende a la perpetuación y mantenimiento de unos bienes en el seno de un grupo familiar y que se diferencia de otro tipo de uniones regidas por el amor o por los encuentros carnales” (Luis Carbajal 2012). Es un contrato de tipo patrimonial. Sólo a partir del siglo XII empezó a a tomar forma la idea de que el “amor y el matrimonio” podían ir juntos, y en el siglo XVIII se empezó a pensar que el enamoramiento podía ser una razón para el matrimonio (Coontz 2006).

En nuestra historia reciente, con el siglo XIX se consolida el cambio cultural que da mayor importancia a los sentimientos dentro del matrimonio, (Fin de una etapa donde “El amor es un mal motivo para casarse”. Clemente de Alejandría), pasando a ser el amor la razón más valorada para motivar esta unión. Y es únicamente en el siglo XX cuando se incluye además la expectativa de satisfacción sexual. El matrimonio regulaba la relación íntima únicamente en sentido reproductivo para garantizar herederos legítimos. Su origen no habla de fidelidad, sino de exclusividad de herederos (de hecho era habitual tener compañeros/as sexuales y afectivos ajenos al matrimonio y engendrar hijos/as “ilegítimos”).

Sigue leyendo aquí

Derecho de autor: rodjulian / 123RF Foto de archivo