fbpx
21

JUL

La complejidad de los vínculos amorosos

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

ParejaMirandose1Tomado de: vidayestilo.terra.es

A ratos ni yo me ubico. Con esta posibilidad de atravesar a lo largo de los años tantas situaciones de vida, con todas las relaciones que ello conlleva, me siento que no soy ni de aquí ni de allá. Te posicionas de manera tan distinta frente al mundo, y ¡el mundo te mira tan diferente dependiendo del estado civil que transitas en el momento!

Me considero soltera, ¿o divorciada?, a ratos conviviente… ¿qué es casi como casada?, pero no, porque vivo sola y a ratos ni tan sola, pero ¡ay, casada no! y divorciada muy poco, bueno, de pronto algo.

El estado civil es una noción técnica que llevamos a cuestas las personas y nos diferencia y distingue, no solo legalmente de los demás, sino en las fiestas, en las casas, en el cine, en los trabajos, en los restaurantes y en las transacciones comerciales. Es decir, en la manera de ser vistos y tratados en la vida en general.

Soltero, del latín solitarius , el que no está casado. Casado, el que ha contraído matrimonio. Viudo, al que se le ha muerto su cónyuge y no ha vuelto a casarse. Divorciado, persona cuyo vínculo matrimonial ha sido disuelto. Separado, el que ha interrumpido la vida en común con su cónyuge, conservando el vínculo matrimonial. Y ahora, como novedad hay quienes agregan ‘Conviviente’, con quien comúnmente se vive, para identificar a aquellos que se comparten en una vida de pareja carente de formalidad. ¿Carente de formalidad?

Sigue leyendo aquí

Derecho de autor: deklofenak / 123RF Foto de archivo