fbpx
29

ENE

Jugo de cebolla para tratar la pérdida de cabello

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Cebolla1El jugo de cebolla ha sido utilizado desde la antigüedad como un remedio casero para tratar y prevenir la pérdida del cabello, además de ser eficaz para combatir la caspa, las infecciones por hongos y las infecciones por levaduras. Esta propiedad de la cebolla ha sido confirmada por diferentes investigaciones, que han podido determinar que el uso de cebolla estimula la circulación sanguínea en el cuero cabelludo gracias a sus contenidos de azufre. Este mismo componente, mejora la producción de colágeno que también es necesario para el crecimiento del cabello.

¿Por qué la cebolla es buena para tratar la pérdida de cabello?
Nuestro cabello crece a partir de los folículos pilosos del cuero cabelludo, los cuales se estimulan y le aportan nutrientes al cabello cuando hay un aumento en la circulación de la sangre al cuero cabelludo. El contenido de azufre de la cebolla es el encargado de estimular la circulación al cuero cabelludo, además tiene propiedades que ayuda a prevenir hongos y bacterias que pueden ser las causantes de la pérdida del cabello. Aplicarse jugo de cabello como tratamiento natural para el cabello ayuda a aumentar su fuerza y evitar su debilitamiento o rotura.

¿Cómo preparar jugo de cebolla para prevenir la caída del cabello y estimular su crecimiento?
Preparar jugo de cebolla es muy fácil y sólo te tomará unos minutos. Puedes utilizar un procesador de alimentos, una licuadora, un rallador, un exprimidor de jugos, entre otros. Lo único que debes hacer es tomar una cantidad suficiente de cebollas, pelarlas, agregarlas a la licuadora o procesador y posteriormente extraer su jugo. Si decides hacerlo con un rallador, debes partir la cebolla por la mitad, rallar cada mitad y extraer el jugo de cebolla con la mano o una gasa para filtrarlo mejor.

Sigue leyendo aquí