fbpx
29

NOV

Identifica los peores enemigos de tu autoestima

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Nuestro amor propio y autoestima es algo que debemos cuidar a diario. Sin darnos cuenta, nosotros mismos podemos ser sus peores enemigos, porque así como la felicidad es un concepto interno, también lo que nos hace infelices y nos causa daño es algo que está dentro de nosotros.

En este video quiero compartir contigo los 3 principales enemigos de tu autoestima.

Así como puedes ser el peor enemigo de tu autoestima, también puede ser su mejor aliado con conductas tan simples como estas:

Vigila tu postura: Aunque puede parecer que no es así, nuestro lenguaje corporal es clave para nuestra autoestima. Colocarnos erguidos, con una buena postura y mirando al frente nos da una sensación instantánea de seguridad y proyecta esto sobre los demás. Por el contrario, si vamos por la vida como si ésta nos pesara, estaremos afectando nuestra confianza y por consiguiente el autoestima.

Perdona tus errores: En muchas ocasiones no existe un peor crítico que nosotros mismos, por ello es importante que confíes en tus cualidades, pero también es clave que sepas perdonar tus errores. Cuando somos capaces de reconocer nuestros errores, aprender de ellos y perdonarnos, no estaremos cargando perennemente con una culpa que para nada nos hace bien.

Elimina de tu vida frases negativas: “Esto siempre me pasa” o “por qué siempre a mi”, son frases muy negativas, todas aquellas que nos hagan sentir que estamos en una “mala racha” o que somos inferiores a los demás como por ejemplo “yo no soy capaz”, debemos eliminarlas. Aunque no lo creas lo que dices afecta mucho lo que haces y solo eliminando esas frases es que dejarás de hacerle daño a tu autoestima.

Ejercítate hasta el cansancio alguna vez: Siempre cuidando tu salud, prueba de vez en cuando soltar todas esas cosas que te hacen sentir mal a través del ejercicio, hasta que quedes totalmente exhausto. Verás que ésta es una gran forma de liberar tensiones y que te sentirás mucho mejor con respecto a ti mismo.

©[Kamil Macniak]/123RF.COM