fbpx
14

MAR

¿Haz tenido relación con una persona casada?

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Por Anabella Filippi.- Para esto entrevisté a 6 amigas y 6 amigos, ¿cuál fue mi sorpresa? Tres contra seis, si, léase bien, SEIS de ellas tienen historia (y yo pensaba que serían ellos los que tendrían algo más que decir).

Todos se sorprendieron con mi pregunta y después la lluvia de respuestas no paró. Ellas respondieron un “lamentablemente si” y ellos un “oh SI”.

Ellos no buscaban la relación pero se les dio, otros “no he tenido la suerte”. ¿Por qué lo hicieron? Dijeron que fue una relación sin compromisos (sexo sin ataduras), sin drama. Algo de una sola vez para evitar tener el cargo de consciencia de romper una familia o terminar muertos, si los esposos se enteraban.

Ellas en cambio se dejaron seducir por la tentación. “Me sentía deseada, consentida, me daba regalos, etc”. Algunas esposas se enteraron del «affaire» pero ninguna de las entrevistadas mostró sentimiento de culpa, no les importó el hecho de que estaban con alguien que tenía su vida ya hecha, solo pensaban en su bienestar (más monetario que sentimental) y todas pensaron que podían cambiar al hombre (típico de las mujeres), en resumen que se divorciaría.

Las mujeres tendemos a confundir el deseo o un simple capricho con amor. Si las mujeres buscamos estabilidad y un amor correspondido, ¿por qué entonces algunas se enrredan con alguien que solo les dedicará un par de horas cuando pueda “escaparse”?

El hombre casado se excusa con: estrés de la rutina, problemas con la esposa, falta de sexo por distintos motivos y esposas que no satisfacen sus necesidades y/o curiosidades en la cama (y que las amantes sí).

En cambio, las mujeres casadas suelen caer en la infidelidad cuando el esposo las ha descuidado y el romanticismo es casi inexistente en la relación.

Estar con alguien comprometido despierta una pasión por el reto, de alcanzar lo imposible, el peligro apetece, ¿no?

Lo prohibido atrae, se vuelve irresistible y adictivo. ¿Podríamos decir entonces que la infidelidad es un sinónimo de carencias dentro de la relación o existen personas que solo lo hacen por diversión?

“No hay nada mejor como el amor de una mujer casada. Es una cosa de la que ningun marido tiene la menor idea”, gracias Sr. Oscar Wilde.

¿Qué opinas de estas relaciones? ¿Caerías en la tentación?

Anabella Filippi es administradora de empresas y blogger, puedes seguirla en @BellaFilippi

Derecho de autor: / 123RF Foto de archivo