fbpx
05

OCT

Estas son cosas que haces a los 20 que a los 30 ya debiste abandonar

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

La vida cambia rápidamente. Especialmente cuando pasas de los veintes a los treintas. En los veintes forjaste gran parte de tu carácter, viviste tus primeras relaciones y definiste quién y seguramente qué quieres en la vida.

Encontrar ese rumbo en tu vida, algo que normalmente ocurre de manera definitiva luego de los 30 años, hará que cambies la forma en la que enfocas aspectos muy importantes de tu vida. Por ello quiero compartir 6 de ellas contigo, así podrás entender que cambiará, si aún no llegas a los 30, o que sería buena idea cambiar si ya pasaste esa edad y las cosas no van como esperabas.

– Dejas de tener muchos amigos para descubrir a los verdaderos: En tus 20 la vida social es agitada y hay amigos por doquier. Cuando pasas los 30 habrás vivido varias experiencias, algunas de ellas muy duras, que te mostrarán quién se quedó contigo y es un verdadero amigo.

– Dejas de cuestionarte quién eres para pasar a aceptarte como eres: En tus 20 normalmente estás buscando encontrar quién eres realmente, pasas por muchos cambios y te cuesta aceptarte. Cuando pasas los 30 y vas encontrando la madurez te sientes a gusto con quien eres, te aceptas y te amas.

– Te deja de costar identificar qué es bueno para ti y empiezas a hacerlo más fácilmente: En tus 20 te cuesta identificar quien puede ser positivo y quien tóxico en tu vida. Cuando ya pasaste por algunos desengaños en tus 30 te es más fácil distinguirlo, aunque esto no quiere decir que no te equivoques, porque tampoco eres infalible.

– Te deja de costar tanto el soltar aquello que no necesitas: En tus 20 sueles aferrarte a personas, situaciones y relaciones que en realidad no son positivas para ti, mientras que más adelante en tu vida estás más dispuesta a liberarte de estas situaciones y seguir avanzando.

– Logras definir tu imagen: En tus 20, en medio de esa lucha por definir quién eres, pasas por muchos cambios en tu forma de verte, pasas por muchos cambios en tu estilo, forma de vestir y tu cabello. Cuando maduras, aunque estás dispuesta a hacer cambios, ya definiste tu estilo y sabes cómo quieres verte y qué quieres proyectar.

– Aprendes lecciones de manera más segura: La dificultad para dejar ir ciertas situaciones te afecta, ya que las lecciones llegan de la peor manera posible cuando ya la situación no da para más. En tus 30 sigues aprendiendo lecciones, pero logras los límites para entender hasta qué punto es correcto exponerte.

 

¿Tienes más de 30? ¿Pasaste por estos cambios? ¿Aún estás en tus 20? ¿Crees que cambiarás de esta forma? Comparte conmigo tu opinión aquí abajo.

Derecho de autor: rido / 123RF Foto de archivo