08

NOV

Estas claves te ayudarán a que tu hijo tenga el autoestima alta

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Las primeras etapas de la vida son las que definen muchas cosas a futuro. Como padres debemos intentar darles toda la seguridad emocional posible, para ayudarles a construir su autoestima. El amor propio es lo que los ayudará a ser personas más confiadas en sus posibilidades y por lo tanto acercarse a la felicidad.

En este video quiero compartir contigo varias claves que te ayudarán a que tenga el autoestima alta.

Así como hay ciertas cosas que son positivas para tus hijos, también hay otras que no lo son tanto. Aquí comparto cuatro cosas que deberías evitar decirle.

“Deberías parecerte a…”: Las comparaciones en cualquier contexto de la vida son negativas, especialmente a edad temprana pueden destruir la confianza de un niño y llevarlo a imitar todo lo que hagan otros. Esto puede ser especialmente dañino cuando construye su personalidad.

“No llores”: Cuando se le dice a un niño que no llore, se está asociando esa conducta a algo negativo. Como a una corta edad es muy complicado para un niño evaluar en qué situaciones sí puede hacerlo y en cuáles no, entonces simplemente lo tomará como una regla general. Básicamente al decirle a un niño que no llore estamos llevando a que suprima sus sentimientos y considere que esto es lo correcto.

“Bien hecho”: ¿Cómo no voy a poder darle un elogio a mi hijo? Pues varios expertos aseguran que hay que ser muy cuidadoso con los elogios y los hijos. No podemos decirle en cualquier contexto un “bien hecho”, sino cuando realmente lo merezca y lo amerite la situación. Si se lo dices en toda situación simplemente estás restando valor al elogio.

“No te quiero”: Los hijos pueden llegar a hacernos pasar varios disgustos, pero expresarle de alguna forma que no les queremos, que habríamos preferido no tenerles o cosas similares es de las peores cosas que se puede hacer. Estamos golpeando el vínculo más estrecho que podemos tener con nuestros hijos y en caso de que llegues a sentirlo realmente así, es recomendable buscar ayuda profesional.

Las relaciones con nuestros hijos forjan gran parte de su carácter y su personalidad, por ello debemos ser muy cuidadosos y estar atentos a cómo nos expresamos para darles las mejores herramientas para su desarrollo.

©[piksel]/123RF.COM