fbpx
09

MAY

¿Eres madre soltera? 5 cosas que NO debes hacer

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

“La sociedad victimiza mucho a la madre soltera”. Esta frase de la psicóloga Tibisay Olivero(*) es una verdad gigantesca, y quise compartirla con ustedes de entrada porque mientras apuntábamos una serie de  consejos para mujeres que crían a sus hijos sin la presencia de su padre biológico, no dejaba de pensar en la presión social que siente la mayoría de las féminas que se encuentran en esta situación.

“La madre soltera generalmente desarrolla un sentimiento de minusvalía que se convierte en culpa por sentir que hay una carencia en la crianza del hijo, y esto lamentablemente les va a generar todo un compromiso psicológico y emocional en lo que respecta a la crianza de sus niños”, apunta Olivero, y es por eso que, si te encuentras en esta situación, hemos querido ayudarte no solo a que te sientas con las herramientas necesarias para afrontarla, sino también para que tus hijos vivan la experiencia sin que se traduzca en algún trauma:

1. NO sobreprotejas
– El sentimiento de culpa de las madres que crían solas a sus hijos  hace que la crianza sea de mayor cuidado de la que el niño necesita, para compensar la ausencia de la figura de un padre. La sobreprotección, desde el punto de vista psico-emocional, incomoda la libertad del niño a medida que éste va creciendo, convirtiéndolos generalmente en individuos dependientes, que no desarrollan la posibilidad de tomar sus propias decisiones.

2. NO pienses que eres madre y padre a la vez
– Hay un error difundido que es hacerse llamar madre y padre a la vez. Se es madre, pero como tal no se puede sustituir la figura de papá, ni como padre sustituir la figura de mamá. Es muy importante que haya el padre sustituto o complementario.

3. NO estás obligada a buscar una pareja para que sea figura paterna
– La madre no tiene que salir a buscar una pareja porque el niño necesita un padre; incluso, hay que tener cuidado de que al incorporar una persona al núcleo familiar, no se vaya a generar un problema mayor. Lo cierto es que la figura paterna puede interpretarla un abuelo, tío, padrino, incluso un maestro o cualquier persona que sea una figura masculina y pueda asumir el rol de orientador del niño en relación a su vida emocional, familiar, con sus pares, incluso en su vida sexual. El afecto que este niño pueda tener hacia esta persona es determinante.

4. NO descuides el equilibrio entre efecto y autoridad
– No se puede buscar una figura paterna de pura autoridad, y tampoco de puro afecto. Un equilibrio entre estos dos elementos es muy importante en esta nueva relación que el niño va a tener.

5. NO saques del cuadro al padre biológico
– Cuando nueva pareja se incorpora a la dinámica familiar y el niño no lo acepta, generalmente es porque está influenciado por el padre que no está con ellos. Aquí se hace necesario utilizar estrategias para que tanto los niños como el nuevo personaje se conviertan en familia, asumiendo actitudes de respeto, deberes y derechos.  Así también se busca lograr que este niño comience a internalizar que la nueva figura va a complementar la figura de su papá biológico, más no la va a sustituir, porque de lo contrario, lo más probable es que lo vea como un intruso. Se el progenitor se incluye en la terapia y asume que este nuevo señor va a complementar sus funciones, el niño va a tener mucha más facilidad para aceptar a esta nueva figura y se reducirán las posibilidad de que sus hijos crezcan con complicaciones en su desarrollo psíquico.

* Tibisay Olivero es doctora en Psicología, con un máster en Familia y otro en Sexología.

Derecho de autor: / 123RF Foto de archivo