fbpx
04

FEB

Enfrenta y vence estos miedos y verás como cambia tu vida

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Todos tenemos miedos y eso no tiene nada de malo. La diferencia entre unas personas y otras es que hay unas que enfrentan esos miedos y otras que no y la única forma de vencerlos es enfrentandolos. Al vencer los miedos que puedas tener, te liberas de muchas cosas y podrás empezar a avanzar en tu vida en la dirección que quieres en todo sentido.

Entonces, quiero compartir contigo 4 miedos que debes enfrentar y vencer en tu vida para cambiarla.

Miedo al cambio: El cambio puede dar miedo, porque si todo está en un estado que es relativamente bueno para nosotros, ¿para qué cambiar? Solo a través del cambio llegan las mejores cosas a nuestra vida, incluso si esos cambios salen mal, llegarán lecciones que de otra forma no tendríamos y que nos hacen más fuertes y mejor preparados.

Miedo a decir no: Un no a tiempo es algo que nos puede proteger de colocarnos en situaciones en las que definitivamente no queremos estar. En ocasiones no queremos negarnos por complacer alguien, en otras por temor a perdernos algo bueno o simplemente por presión de quienes nos rodean, pero nuestra individualidad y capacidad para decidir es algo que no debemos perder.

Miedo a estar solos: A muchos les asusta la soledad, particularmente en forma de soltería, pero esos momentos a solas son muy valiosos. Son los verdaderos momentos en los que podemos conocernos a plenitud y, si realmente los aprovechamos, serán de mucho crecimiento. No debemos temer a la soledad, porque ella nos prepara para ser mejores personas y estar listos para una relación.

Miedo al qué dirán: Podemos incluso dejar de hacer cosas por lo que piensen los demás. El tiempo que perdemos preocupándonos por los que otros piensen de nosotros es tiempo que no vuelve más y que ya perdimos. Enfrenta el miedo a las opiniones ajenas y véncelo definitivamente, porque es algo que simplemente te hace daño y no te permite ser quien realmente quieres ser.

Está bien sentir miedo, eso nos hace humanos. Lo que está muy mal es dejar de hacer cosas por no enfrentar esos miedos. Asegúrate de que el miedo sea una motivación para moverte y no una razón para quedarte detenida.

¿Te identificas con alguna de estas situaciones? Comparte tu experiencia y opinión conmigo aquí abajo.

Derecho de autor: samotrebizan / 123RF Foto de archivo