fbpx
16

JUL

Dejar de sentir celos

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

MujerMolesta4Tomado de: vidasexualypareja.com

¿Los celos te hacen sufrir? ¿Han sido los celos el motivo de ruptura en alguna de tus relaciones? ¿Te has definido alguna vez como una persona celosa?. Se dice frecuentemente que quién no cela no ama pero no es cierto en absoluto, se puede y de hecho es preferible amar con la tranquilidad y la seguridad de que no es necesario saber donde está el otro en todo momento, siempre es mejor amar a una persona libre, ¿alguna vez te lo habías planteado así?

El amor y los celos no tienen nada que ver. Muchas personas sienten celos de las nuevas parejas de sus ex y eso no significa que sigan enamoradas, lo que significa es que entienden las relaciones desde la posesividad y no llevan bien darse cuenta de que alguien no es suyo aunque no lo quieran. El amor de verdad parte de la confianza.

Eres celos@ y no lo puedes evitar ¿seguro?. No olvides que la otra persona no te provoca la sensación de celos, te la causas tú mism@ con tus pensamientos. Eres tú quién te hace sufrir, no la otra persona. Está en tu mano aprender a confiar.

Te doy algunas cosas sobre las que pensar si los celos merecen la pena.

La rivalidad no es necesaria
Existe en todos los aspectos de nuestra vida y además la educación que recibimos nos alienta a ser los mejores, a competir. Desde pequeños luchamos por la atención de nuestros padres, rivalizamos con hermanos o primos pero ahora, de mayores, somos capaces de darnos cuenta que esos primeros celos no tenían sentido. Nuestros padres tenían la capacidad de amarnos a nosotros y a nuestros hermanos por igual. Esto podemos extenderlo a otras relaciones; nuestro jefe es capaz de apreciar nuestro trabajo y el de nuestros compañeros y nuestros amigos son capaces de querer a otras personas además de a nosotros.

Sigue leyendo aquí

Derecho de autor: dolgachov / 123RF Foto de archivo