22

SEP

Cuando amar demasiado es una enfermedad

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

AmarDemasiadoHablamos de relaciones adictivas cuando nos producen daño, comprometen negativamente nuestra salud física y emocional y, a pesar de querer dejarlas, no podemos liberarnos de ellas.

Del mismo modo que una persona adicta a una sustancia, necesita y tolera cada vez más cantidad de dicha sustancia para poder sentirse bien y supuestamente “funcionar”, los  “adictos al amor” soportan mucho sufrimiento en las relaciones que establecen.

Comienza a confundirse al amor con “obsesión”. Esta adicción puede ser  a alguien en particular, a una serie de hombres o mujeres, o a la búsqueda de una pareja (en caso de no tener una relación).
Se sienten atraídas por seres humanos incapaces de formar una pareja “sana”; Eligen una y otra vez (porque se trata de una elección) a personas incapaces de comprometerse afectivamente. Sujetos que son emocionalmente inaccesibles.

“Estas personas interpretarán todos estos rasgos como señales de que ese sujeto está necesitado e intentará ayudarlo, salvarlo, curarlo o cambiarlo con el poder de su amor”. En esto radica el punto de partida y la posterior dinámica insana de la relación. Dinámica que se caracteriza por la dependencia mutua (adicción).

Hay en estas relaciones dramatismo, caos, excitación, sufrimiento, algunas veces un alto voltaje de erotismo y sexualidad” (Joseph Maria Fericgla).

Actualmente se llaman estas personas co-dependientes, se caracterizan por:

*Ponerse en último lugar, llevando a cabo TODA forma de sacrificios personales, dejando de lado sus intereses y sus agendas de vida para “ayudar” al individuo del cual depende.

* A más problemas, mayores dificultades e imposibilidades, el vínculo y la atracción por dicha persona crece.

* Viven destacando lo positivo de la relación, frente a sí mismos y a los demás….pero sufren de ceguera y sordera selectiva ante lo negativo o malo de su “amor”

* Si no funciona se culpan por el fracaso.

* Sufren de pánico al abandono y de ahí que siempre estén están dispuestos a  cualquier cosa para evitar que la relación se acabe.

Sigue leyendo aquí