fbpx
21

NOV

Comportamientos inadecuados en los niños. ¿Qué hacer?

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

NinoManoComo padres de familia nos asalta la duda y el temor sobre qué hacer cuando los hijos presentan comportamientos inadecuados. Antes, sin embargo, hay que tener claro qué son dichos comportamientos, y de qué manera se deben afrontar.

A continuación enlisto algunos de estos comportamientos y, enseguida, qué se debe hacer para corregirlos:
– Chupar el dedo.
– Hacer pataletas (berrinches) en público.
– Pedir cosas sin necesitarlas.
– Hacer groserías a su mamá.
– No comer lo que le sirven, en especial los alimentos nutritivos.
– Comer de más.
– Presentar trastornos de sueño y alimenticio.
– Mantener desorden en los útiles y tareas escolares.
– Manifestar el trastorno de pica (ingestión de sustancias no nutritivas).

Éstos, y muchos más, son factores que pueden estar presentando tus hijos. Ahora, ¿qué hacer para corregir esto?

– Para curar el que se chupe el dedo acércale objetos agradables que el niño pueda llevarse a la boca. No hagas lo que muchos padres acostumbran: recurrir al truco de untarle picante al dedo del niño; al contrario, dale a entender que hay más cosas que puede llevarse a la boca que no sea su dedo, pero esto lo debes hacer cuando él apenas está comenzando con el mal hábito, no cuando esto se convierta ya en su pasatiempo o en su adicción.

– Las pataletas o berriches son manifestaciones (condicionantes) que el niño utiliza para llamar tu atención. No reacciones ante ellas, de esta manera el niño tendrá que optar por otro comportamiento para atraer tu atención.

– Hacerle saber que las cosas se ganan. No hay que darle cosas sin necesidad. Recordemos que si les damos todo lo que piden, los estaremos preparando para una baja tolerancia a la frustración, y cuando crezcan y algo no les salga bien, tratarán de obtenerlo sin medir sus actos.

Sigue leyendo aquí