fbpx
21

MAR

Cómo ser feliz en diez pasos

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

MujerSonriendo3Tomado de: entremujeres.clarin.com

No se asusten por el título. No vamos a descuartizar aquí un texto de autoayuda contemporánea. Se trata, en realidad, del Manual para la vida feliz, del filósofo estoico Epicteto, que publica en España la editorial Errata Naturae con un amplio estudio crítico de Pierre Hadot.

Lo cierto es que el Manual ha sido un best seller (un long seller, de hecho) a lo largo de la Historia. El tratado, que no lo escribió Epicteto, sino su discípulo Arriano, llegó a la China del siglo XVI, tuvo una amplía difusión durante el Renacimiento, y fue el libro de cabecera de personajes tan dispares como Pascal, Descartes, Federico II de Prusia o Leopardi.

Arriano de Nicomedia, pensador y político, viajó a principios del año 100 desde Bitinia, en Asia Menor, hasta Nicópolis de Epiro, en Grecia. Allí Epicteto, desterrado de Roma por orden del emperador Domiciano, había fundado una escuela filosófica. De los apuntes (las Disertaciones) que toma el joven durante las clases surge el Manual que hoy conocemos. Son, en total, cincuenta y tres notas. Resumimos aquí las diez ideas que, hoy, pueden interpelarnos con más claridad.

I. No más reproches. Nos dice Epicteto, siempre en boca de Arriano, que hay que tomar conciencia de lo que nos pertenece y de lo que no. “Si piensas que aquello que es ajeno te es de verdad ajeno, entonces nadie podrá coaccionarte”. No volverás a hacer nada contra tu voluntad y, por ello, no formularás más acusaciones. Se trata, pues, de suprimir la aversión hacia las cosas que no dependen de nosotros.

II. Autocrítica. Leemos en el Manual que “sólo aquellos que carecen de educación filosófica convierten a los demás en responsables del hecho de que uno sea desgraciado”. Ahora que el pensamiento crítico no parece estar de moda, ni siquiera para los responsables políticos de la Educación pública, volvemos a Epicteto, que parece advertirnos para qué sirve, en realidad, la filosofía. Esta es, esencialmente, su siempre reclamada utilidad.

Sigue leyendo aquí

Derecho de autor: / 123RF Foto de archivo