fbpx
04

SEP

Cómo saber cuándo terminar una relación

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

ParejaHablando10Tomado de: es.wikihow.com

Si estás en esta página, entonces debes tener algunas dudas acerca de tu relación. Una buena cantidad de análisis y un examen de conciencia es perfectamente saludable para cualquier relación, ¿pero cómo saber cuando esa sensación que tienes en el estomago realmente te quiere decir que es el momento de terminar tu relación? Finalizar una relación nunca es fácil, incluso cuando sabes que es lo correcto. Sin embargo, primero debes estar seguro que es la decisión correcta, analizando las señales que pueden indicar que ha llegado el momento de decir adiós.

Parte 1 de 4: Reconoce tus sentimientos

1 Considera si hay algo que has sido reacio a aceptar de tu pareja. ¿Quieres que él o ella “cambie” por ti? Y si es así, considera si sería justo que tu pareja quisiera que cambiaras tú también. Otra cosa que puedes intentar es aceptar completamente lo que sea que quieres cambiar. Dilo en voz alta: “Acepto que él/ella es un completo vago”. Después pregúntate: ¿los beneficios de la relación opacan ese hecho? Si es así, intenta aceptar y lidiar con tu pareja como es, en vez de intentar cambiarlo.

– Si esto es algo tan grande y molesto que simplemente no puedes superarlo y la persona no va a cambiar, entonces puede ser el momento de terminar la relación.
– De pronto tú y tu pareja son de diferentes religiones. Si tu pareja rehúsa a convertirse y tú también, y la religión es muy importante para ambos, entonces esto puede ser lo que finalice el trato.

2 Piensa en tus propios problemas. Quizá descubras que quieres terminar la relación porque no quieres encarar ciertos problemas de ti, como la inseguridad, el miedo al abandono, etc., pero esos problemas seguirán estando dentro de ti en cualquier relación en la que estés. Por ejemplo, quizás has sido infiel antes y estás tentado a romper con esa persona antes de que te descubran y seas vulnerable a ser herido nuevamente. Esta no es una buena razón para terminar. Necesitas hacer frente a tus miedos, en vez de intentar escapar de ellos.

– Si crees que tus cuestiones son el problema, entonces habla con tu pareja acerca de ellos y miren si pueden solucionarlos entre los dos.

Sigue leyendo aquí

Derecho de autor: mindof / 123RF Foto de archivo