fbpx
06

NOV

¿Cómo nos afecta estar desempleados?

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

DesempleadoPerder el trabajo que nos ha garantizado estabilidad económica y laboral durante años, o finalizar nuestros estudios y no encontrar  empleo, tienen consecuencias que van más allá de no poder pagar las facturas. El desempleo nos afecta psicológicamente.

El desempleo y los problemas psicológicos
Patricia Benito Castro, psicóloga clínica en Help Psicología y especialista en terapia cognitivo-conductual, dice que “los problemas  psicológicos dependen del periodo que la persona lleve desempleada. Es decir, si es un corto periodo de tiempo las personas en situación de desempleo pueden utilizar ese tiempo para reciclarse, aprender idiomas,hacer deporte y otra serie de cosas que tal vez cuando trabajaban no les era posible”.

El problema surge cuando el tiempo en el que nos encontramos sin trabajo es demasiado largo. “Es cierto que, si la situación de desempleo se prolonga más de seis meses, estas personas pueden empezar a sentirse con síntomas de desesperanza y ansiedad por el futuro”, añade.

Es importante diferenciar los efectos del desempleo en una persona joven y en una persona adulta. El joven se dará cuenta de que la falta de trabajo prolongará el ser dependiente de sus padres y vivir bajo el mismo techo, y puede sentir vergüenza sobre esta situación.

El desempleo y nuestra identidad personal
La falta de trabajo puede afectar nuestra identidad personal. Tal y como nos explica Benito, el empleo no solamente nos da estabilidad personal y económica sino que también nos ayuda a tener una buena imagen de nosotros mismos.

“Por supuesto, si es un trabajo que nosotros valoramos y que nos gusta”, aclara. “Al final, el estar en un trabajo a disgusto a largo plazo puede producir los mismo síntomas que estar desempleado”.

El desempleo y nuestra familia
¿Cómo afecta en el ámbito familiar la falta de trabajo? “Tristemente [depende] del nivel económico de la familia”, dice Benito. “Es decir, si mi falta de trabajo no desestabiliza el estatus de la familia seguramente no haya una notable diferencia, ya que a la persona desempleada se le puede reubicar en el rol familiar. Puede pasar de la persona que trabajaba a la que ahora recoge a los niños, arregla el jardín o cuida de algún mayor”.

Sigue leyendo aquí