fbpx
10

OCT

¿Celos fuera de control? Aquí van 4 señales

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Los celos son uno de los temas más complejos de las relaciones. Primero porque los celos están estigmatizados, es decir, todo el mundo asegura que son malos, pero en realidad (en su justa medida) son algo normal que no tiene nada de malo sentir. El problema es cuando esos celos se salen de control y empiezan a dominar tus acciones, pensamientos e incluso tu relación. En ese punto ya tenemos un problema.

Los celos son inversamente proporcionales a la confianza que se tenga en la pareja, cuando se tiene más confianza se deberían sentir menos celos. Tampoco confiarse demasiado es buena idea, porque esa confianza nos lleva a relajarnos y a no dar lo mejor de nosotros en la relación.

¿Cómo darte cuenta que los celos se salieron de control? Te doy 4 señales.

– Quieres saber exactamente qué está haciendo tu pareja todo el tiempo: Necesitas saber exactamente todos los pasos de tu pareja en todo momento. El hecho de que no esté disponible en una oportunidad, no responda un mensaje, una llamada (o no pueda dar un reporte detallado de su día) es suficiente para que se desate tu molestia e inseguridades.

– Necesitas constantes demostraciones de afecto: En una relación las demostraciones de afecto son muy importantes, pero definitivamente esperar estas demostraciones todo el tiempo es excesivo. Si tu pareja no te dice constantemente cuánto te ama o te da un regalo, empezarás a dudar de su amor y tus celos harán explosión.

– Te molesta cualquier interacción de tu pareja con una persona del sexo opuesto: En cualquier momento de su vida, tu pareja puede estar expuesta a una persona del sexo opuesto, un compañero de trabajo, un amigo, entre otras múltiples opciones. Cualquier intercambio amistoso con esa persona te parece inadecuado o te molesta.

– La violencia se puede apoderar de ti: Cuando estás dominado por los celos puedes llegar a tener pensamientos violentos. Primero podrían ser unos gritos, luego puedes llegar a romper algo y por último la violencia hacia tu pareja, una situación que ya está fuera de control y que debes evitar por todos los medios.

Si los celos se están haciendo un problema en tu relación, bien sea porque tu lo sientas o sea tu pareja quien lo haga, es necesario que lo hablen y lleguen a encontrar la razón de esta situación. Si se le dan largas o “se mira para otro lado”, podría convertirse en una situación la larga e insostenible.

¿Estás en una relación donde predominan los celos? ¿Lo estuviste? Comparte tu experiencia conmigo.

Derecho de autor: kolotype / 123RF Foto de archivo