fbpx
23

ABR

Burlarse de una gorda hace que ella aumente de peso

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

MujerGordaTomado de: voces.huffingtonpost.com

Ahora se llama fat-shaming. Es uno de los acosos más antiguos, crueles y despiadados que han sufrido y sufren los niños, mujeres y hombres con sobrepeso. En la época del Renacimiento, la gordura era belleza (recuerden la Maja del pintor Goya), pero no desde que decidieron que las mujeres debemos tener medidas perfectas.

Mientras las mujeres, los afroamericanos, los hispanos, los homosexuales y otros grupos minoritarios luchan para que les respeten los derechos a ser quienes son, los gordos son discriminados en todos los sentidos y no les reconocen ningún reclamo. Una cosa es enseñar buenos hábitos de salud y otra es burlarse de los que no cumplen el estándar de belleza, aunque a veces ni sean responsables por su peso. Es tan grave el problema, que va más allá de una risita irónica. Hay discrimen por peso en los trabajos, en los oficios, en las relaciones profesionales y hasta en los departamentos de ropa de las tiendas, donde la ropa más fea y que más escasea es la de tallas grandes. Todavía peor; aún se cría a los niños permitiéndoles burlarse de los gorditos de la escuela.

Muchos años de investigación científica revelan lo siguiente:

– La burla y el acoso empujan a los gordos a comer más y a aumentar de peso.

– La vergüenza que produce la burla hace que las personas recurran a la comida como forma de consolarse.

Sigue leyendo aquí

Derecho de autor: / 123RF Foto de archivo