14

ENE

¿Aún no superas una relación del pasado? Te propongo estos pasos para salir adelante

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

En muchas ocasiones, a través de mis redes sociales y de mi programa de radio, me encuentro con personas que sienten que están atadas a relaciones anteriores, que no superaron, en las que sufrieron o no fueron valoradas, entre muchas otras cosas. Estas relaciones funcionan como un ancla en su vida que les impide avanzar e involucrarse de nuevo con alguien.

Esta es una situación más común de lo que crees. Muchas personas pasan por ello y a muchos les cuesta superar una relación de la que, en ocasiones, salieron hace tiempo. Entonces te propongo 4 pasos para superar una relación de tu pasado.

Paso 1: Vive el la tristeza. En muchas ocasiones lo que nos impide «curarnos» es que no queremos vivir el duelo. Nos protegemos y simplemente intentamos no sufrir. Es normal evitar el sufrimiento, pero para poder sanar hay que pasar ese dolor, vivirlo y tomar los aprendizajes.

Paso 2: Date tu tiempo: Una vez que realmente hayas vivido tu dolor, date tu tiempo, el que consideres necesario (esto es algo muy personal) para sanar. Mucha gente te dirá qué debes hacer, pero en este punto del proceso todo es muy interno y solo debes buscar hacer aquellas cosas que te hagan feliz.

Paso 3: Ten nuevas experiencias: En todo sentido busca experimentar cosas nuevas, tanto en las actividades que haces como en las personas que frecuentas. De esta forma estarás dando aire a tu vida y podrás estar en contacto con cosas que te traerán ánimos renovados, lo que es vital para iniciar una nueva etapa en tu vida.

Paso 4: Toma tus aprendizajes y pierde el miedo: El último paso requiere de valentía. Es el momento en el que te decides a vivir y seguir adelante. Ya en este punto tienes tus aprendizajes de esa relación que te tenía detenida y ahora solo resta entender que, perdiendo el miedo, eres capaz de amar y que amando perderás poco a poco el miedo.

El tiempo que te tomará esto es algo muy personal y te recomiendo vivir cada uno de estos pasos a plenitud. Es importante que si, tras intentar por tus propios medios salir adelante no lo logras, tomes la decisión de consultar a un profesional que pueda ofrecerte apoyo individual.

¿Pasaste por una situación como ésta? ¿Cómo la superaste? Comparte tu experiencia conmigo aquí abajo.

Derecho de autor: mirc3a / 123RF Foto de archivo