18

FEB

¿Eres adicto a tu celular? Mira estas señales

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

En estos tiempos podemos hacer prácticamente todo desde nuestros teléfonos, sin embargo este constante estado de conexión con el mundo puede desconectarnos de a quienes tenemos más cerca. La necesidad de usar nuestro celular puede llegar al punto de que sea considerado una adicción.

¿Eres adicto a tu celular? Estas señales te darán la respuesta.

Es lo primero que miras al despertar: En lo que abres los ojos lo primero que haces es buscar tu teléfono para revisar tus redes sociales, correos o cualquier otra notificación que pudo llegar mientras dormías. De hecho, si despiertas en mitad de la noche en lugar de intentar dormir de nuevo, buscas tu teléfono para revisarlo.

No te separas de tu teléfono ni para ir al baño: Siempre tienes tu teléfono contigo, incluso si vas al baño. No dejas de revisarlo cuando estás comiendo o cuando compartes con otras personas, se ha convertido en una extensión de tu cuerpo y casi todas tus conversaciones inician con algo que viste en redes sociales o algo que te enviaron por whatsapp.

Tener poca batería puede causarte ansiedad: No concibes la idea de tener tu celular apagado, por ello en lo que tu celular tiene poca batería esto te genera ansiedad y buscas, desesperadamente, cómo cargarlo. Si estás en un lugar de poca cobertura harás todo lo posible por irte de ahí tan pronto como puedas.

Tuviste o estuviste cerca de sufrir un daño físico por el uso del teléfono: Esto puede ir desde cosas poco peligrosas como haber recibido un golpe en la cara con tu celular porque te estabas quedando dormido mientras lo veías, hasta situaciones mucho más graves como estar cerca de haber tenido un accidente de tránsito o haberte tropezado en la calle con alguien o estar cerca de caerte.

Las posibilidades que nos dan los teléfonos inteligentes y las redes sociales hoy en día facilitan nuestra vida de muchas formas, sin embargo no es buena idea que estos absorba nuestra vida por completo de tal forma que ni siquiera prestemos atención a nuestros seres queridos o que hayamos estado cerca de hacernos daño o hacerle daño a alguien.

Estos son momentos en los que una persona te podría decir: “el teléfono o yo”.

¿Crees ser adicto al teléfono? ¿Algún ser querido lo es? ¿Qué otras señales hay de una situación como esta? Comparte conmigo tu opinión en los comentarios.

Derecho de autor: racorn / 123RF Foto de archivo