fbpx
19

DIC

9 razones por las que las parejas infelices no se separan

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Pareja_Sendero¿Alguna vez has visto a una pareja hostil y pensado, por qué siguen juntos?

La rabia también puede ser una forma de vínculo. Y a veces también puede ser más poderosa para mantener a dos personas unidas que el enamoramiento. Las personas pueden decir que quieren una relación armoniosa, pero este no siempre es el caso.

Una relación difícil se construye y se elige de a dos.

Si es tu caso o el de algún amigo tuyo aquí te damos 9 razones por las cuales las personas se mantienen en relaciones que las hacen infelices para que entiendas mejor el fondo del asunto.

1. Las cosas no siempre son lo que parecen en las relaciones
Por ejemplo, la pareja se parece más dependiente (o subyugada) puede ser la dominante dentro de la relación.

2. La pareja que hace casi todo tiene el poder
Siempre que hay una distribución desigual de trabajos dentro de la relación, la pareja que no es tan activa depende del otro —en el manejo del hogar, en las finanzas, las decisiones familiares, etc.—. Y cuando tú sabes en donde están todas las cosas—los documentos importantes, números de cuenta, contraseñas—tu pareja estaría perdida sin ti.

3. Los mansos y apacibles pueden actuar como que no sienten
Esto no significa que no se estén quemando por dentro. Su ira se expresa de manera diferente. Las personas que son dependientes suelen tener más rabia y verbalizada o no, la rabia siempre se va a alguna parte.

4. Las parejas desarrollan patrones, o “acuerdos” tácitos
Esto se vuelve peligroso cuando el propósito de estos patrones o acuerdos silenciosos es el permitir o evitar hábitos disfuncionales, como la infidelidad, el exceso de gastos, o el mal comportamiento.

Sigue leyendo aquí