20

SEP

8 Cosas que debes recordar cuando algo va mal

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

PersonaPreocupadaLa felicidad no es la ausencia de problemas, sino la habilidad de lidiar con ellos.

Imagina todas las cosas de las que serías capaz si no estuvieras tan preocupado. Siempre toma en cuenta lo que tienes, en vez de lo que has perdido. Lo más importante no es lo que el mundo te quita, sino cómo utilizas lo que te queda.

Aquí van algunos recordatorios que te motivarán cuando más lo necesites:

1. El Dolor Es Parte De Crecer.
A veces la vida cierra las puertas porque es tiempo de seguir adelante. Lo que es bueno, porque a menudo no nos movemos sin que las circunstancias no nos obliguen. En tiempos difíciles recuérdate a ti mismo que el dolor no viene sin un propósito. Cada logro requiere de una lucha digna para llegar ahí. Las cosas buenas toman tiempo. Sé paciente y positivo. Todo tiene solución, quizás no de manera inmediata, pero con el paso del tiempo así será.

2. Todo En La Vida Es Temporal.
Cada vez que llueve, deja de llover. Cada vez que sales herido, te sanas. Después de la oscuridad siempre sale el sol. Recuerda eso cada mañana, nada dura para siempre.

Así es que, si las cosas están bien ahora, disfrútalo. No durará para siempre. Si las cosas van mal, no te preocupes, porque tampoco durará para siempre. Solo porque la vida se pone algo complicada, no significa que no puedas sonreír. Solo porque algo te está molestando, no implica que no puedas alegrarte. Cada momento es un nuevo comienzo y un nuevo fin. Cada segundo te regala una segunda oportunidad. Sólo tienes que aprovecharla y dar lo mejor de ti.

3. Preocuparse Y Quejarse No Cambia Nada.
Aquellos que más se quejan, son los que menos logran. Siempre preferible intentar hacer algo grande y fallar, que simplemente no intentarlo. No todo está perdido si fallas; está perdido si no haces nada más que quejarte al respecto. Si crees en algo, sigue intentándolo. No dejes que las sombras del pasado oscurezcan las puertas del futuro. Pasar el día quejándose acerca del pasado no hará más brillante el mañana. Deja que lo que has aprendido mejore tu vida. Haz un cambio y no mires atrás.

Independientemente de lo que pase en el camino, recuerda que la verdadera felicidad empieza a llegar sólo cuando dejas de quejarte acerca de tus problemas y empiezas a ser agradecido por todos los problemas que NO tienes.

4. Tus Cicatrices Son Símbolo De Tu Fuerza.
Nunca te avergüences de las cicatrices que la vida te ha dejado. Una cicatriz significa que el dolor ha pasado y la herida está cerrada. Significa que has doblegado el dolor, aprendido una lección. Has crecido fuerte y has seguido adelante. Una cicatriz es el tatuaje del triunfo del que debes enorgullecerte. No permitas que las cicatrices te hagan vivir con miedo. No puedes hacerlas desaparecer, pero puedes cambiar la forma en que las ves. Puedes empezar a ver tus cicatrices como una señal de fuerza y no de dolor.

Sigue leyendo aquí