fbpx
15

OCT

6 trucos para despertarse temprano

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

RelojSi te haz puesto un gran objetivo como el lanzamiento de un nuevo negocio, escribir una novela o comenzar un régimen de ejercicio, expertos en productividad sugieren que te levantes temprano. Si bien este es un buen consejo, es más fácil decirlo que hacerlo.

“Podrías pensar que levantarte más temprano es sólo una cuestión de disciplina, pero en realidad se necesita mucho más que eso”, dice Julie Morgenstern, experto en gestión del tiempo y autor del libro “Nunca Revisar el Correo Electrónico por la Mañana“. Además, asegura que todo tu ecosistema se ha construido alrededor de dormir más tarde.

Cuando intentas cambiar tu rutina de la mañana varios obstáculos se interpondrán en tu camino, pero es posible superarlos. La clave es comenzar la noche anterior. Morgenstern te ofrece 6 estrategias para hacer el trabajo de levantarse temprano:

1. Cambia tu forma de pensar
Muchas personas luchan al momento de ir a la cama, porque les gustaría hacer más cosas. Pero Morgenstern enseña a sus clientes a pensar de manera diferente, ya que “el sueño se convierte en un elemento activo que va a recargar tu batería”

2. Ajústate a tu hora de acostarte
Muchos de nosotros ya tenemos falta de sueño, por lo que el quitar otra hora más de sueño te estará ayudando para el fracaso. La única manera de tener éxito es ir a la cama más temprano. Determina el número de horas que tu cuerpo requiere para descansar y cuenta desde allí hacia atrás. “Levantarse temprano requiere un cambio fundamental en las vías neurológicas”, dice ella. “Mientras que despertarte temprano la mañana siguiente tiene total sentido para ti la noche anterior, en realidad es difícil lograrlo cuando suena la alarma, por lo que debes romper viejos patrones”.

3. Ajusta otras actividades nocturnas
También tendrás que ajustar la hora de comer la cena, así como las actividades después de ella, como leer o mirar la televisión. Morgenstern asegura que no estás siendo realista si dice que te levantarás temprano al día siguiente, pero durante la jornada no construyes nada que te ayude a realizarlo. Por ejemplo, no ir a la cama al menos dos a tres horas después de comer, ya que esto es óptimo para ser capaz de conciliar el sueño y dormir bien.

Sigue leyendo aquí