fbpx
26

OCT

5 hábitos que debes dejar de inmediato

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

En muchas ocasiones tenemos actitudes tóxicas que, sin darnos cuenta, no nos permiten desarrollar relaciones sanas. Esto afecta nuestra autoestima e incluso nuestra vida profesional.

¿Qué hacer con estas actitudes? Muy simple y complejo a la vez: liberarse de ellas de inmediato, pero ¿cuáles son? Aquí voy a compartir contigo 5 de ellas, que son muy comunes, para que puedas identificarlas y sacarlas de tu vida ahora mismo.

– Intentar complacer a todos: Esta es una de las peores cosas que podemos hacer. Porque primero no podemos complacer a todos, siempre alguien va a quedar descontento y luego, pero mucho más importante, porque al momento de hacer eso simplemente dejamos de complacernos a nosotros mismos haciendo aquello que nos hace felices.

– Temerle al cambio: Los cambios en muchas ocasiones no solo son buenos, sino necesarios. Quedarnos en una situación en la que no estamos bien o en la que no podemos crecer solo es posible si el cambio nos da más miedo que quedarnos estancados o incluso sufriendo.

– Vivir el pasado: El pasado es eso: el pasado. Puede sonar un poco obvio, pero es simplemente así. Al pasado hay que usarlo para tomar los aprendizajes que en el presente nos permiten construir nuestro futuro. No usemos el pasado para vivir y sufrir perennemente por él.

– Menospreciarte: No debes caer en exceso de confianza, pero tener un autoestima alta y fuerte es necesario para lograr lo que sueñas en la vida, mantener relaciones saludables y sentirte feliz. En ningún momento debes menospreciar quién eres o qué lograste, mucho menos pensar que vales menos que otra persona.

– Pensar demasiado: Este es el peor enemigo de la acción y lo que no se hace no se logra. Por ello es mucho mejor actuar cuando sientas que es correcto y hayas pensado bien las cosas, pero nunca sentarte a pensarlo una y otra y otra vez. Correrás el riesgo de quedarte sin hacer nada.

Si te identificas con alguna de estas situaciones no te sientas mal. Es normal que cualquiera de ellas forme parte de nuestra vida. Ahora, una vez identificadas, lo que no es sano es no intentar sacarlas de ella.

¿Tienes alguna de estas actitudes? ¿Las eliminaste? Comparte tu experiencia conmigo aquí abajo.

Derecho de autor: akz / 123RF Foto de archivo