25

MAY

5 cosas que toda madre aprende de los hijos

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Ser mamá es una tarea muy compleja que, aunque está repleta de satisfacciones, también representa un reto para muchas mujeres. A veces pensamos que los hijos vienen a este mundo a aprender de nosotros, pero lo cierto que es nosotros también aprendemos mucho de ellos y ustedes las mujeres, que son quienes los traen al mundo, mucho más. Por eso te traigo 5 cosas que toda madre aprende de sus hijos:

– Ser paciente: La paciencia es un arte que todas las madres desarrollan. Estar al pendiente de un hijo y asegurarse de que cumpla con todos sus deberes puede llegar a ser una tarea titánica. ¿Ejemplos de momentos donde necesitarás paciencia? Levantarlo por las mañanas para ir al colegio, hacer que coma sus alimentos completos y balanceados, darle el jarabe para la tos o la vitamina diaria, motivarlo a estudiar o el simple hecho de convencerlo de que bañarse y cepillarse los dientes es justo y necesario. Como sabrán ustedes mejor que yo, ser madre no es sencillo, pero es una aventura que les regala infinidad de momentos felices y grandes satisfacciones.

– Dejar el egoísmo a un lado: Las madres aprenden a dejar el egoísmo a un lado y a priorizar las necesidades de los hijos por encima de las suyas. Si bien es necesario que las personas antepongan su paz y su bienestar por encima de cualquier cosa, las madres tienden a preocuparse más por sus hijos y a hacer sacrificios con tal de verlos felices y plenamente desarrollados. ¡Un aplauso para todas esas madres que sin importar las circunstancias siempre están dispuestas a proteger y apoyar a sus hijos!

– Perdonar: Las madres son expertas perdonando los errores de sus hijos. No importa lo que hayan hecho los hijos, ellas siempre los verán como el producto de su vientre. Eso no significa que alcahuetean todos sus errores o que no les pongan límites. Por el contrario, es cuando los hijos defraudan la confianza y traspasan esos límites cuando más difícil es perdonar. Ahí está el mérito de las madres que siempre saben comprender y perdonar.

– Amar incondicionalmente: El amor de madre es uno de esos pocos amores que se mantienen vivos e intactos a lo largo del tiempo y de manera incondicional. No importa la distancia, las dificultades o los errores que cometen los hijos, las madres siempre estarán allí para ellos como un pilar de fortaleza. Si experimentas la maternidad, seguramente conocerás lo que es amar de esta manera, sin límites, sin fronteras y sin condiciones.

– Ser mejor cada día: Los padres, pero muy especialmente la madre, son ejemplos a seguir para los hijos y eso es una responsabilidad que todos deben asumir con valentía y seriedad. Las madres asumen ese rol de manera muy concreta y por eso siempre vemos mujeres tratando de hacer lo correcto e intentando transmitirle a los hijos los valores y principios que necesitarán para vivir en este mundo. Las madres aprenden mucho en este proceso y en ocasiones descubren lo mejor de sí mismas.

También puedes leer: ¿Juzgamos a las madres que no lactan? Conoce otros 5 tipos de lactancia

¿Eres madre? ¿Qué es lo has aprendido de tus hijos? Deja tu comentario aquí abajo y cuéntanos tu experiencia.

Derecho de autor: sasamihajlovic / 123RF Foto de archivo