07

SEP

4 situaciones dolorosas por las que tendrás que pasar para ser una mujer segura de ti misma

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Las experiencias más dolorosas son las más nos enseñan. Claro, esto si estamos dispuestos a aprender de las mismas y no a lamentarnos por lo ocurrido. En las situaciones más duras nos hacemos fuertes porque no nos queda otra opción y encontramos fortaleza dentro de nosotros de formas que probablemente desconociamos.

Ser una mujer segura de ti misma es un proceso que vas construyendo poco a poco y que tiene que ver con tu autoestima y con aceptarte tal como eres. Estas son 4 situaciones, que en el momento pueden ser dolorosas, pero que te ayudarán a forjar tu personalidad.

Terminar una relación: Pasar por una ruptura no es nada fácil, pero cuando eres tu quien decide terminar la relación y debes comunicarlo a la otra persona es mucho más duro. Tras una decisión como esta te cuestionaras si lo fue adecuado, si no fue demasiado pronto, entre otras cosas. Pasar por algo así refuerza tu capacidad de tomar decisiones y si la misma fue correcta o no, te ayudará a entender que debes seguir adelante.

Perder un amigo: Los amigos son pequeños tesoros. Lamentablemente durante la vida, por diferentes situaciones, podemos perder algún amigo. Perder un amigo puede llegar a ser tan doloroso como terminar una relación y bien sea por nuestros errores o los de la otra persona, esta situación nos enseña valiosas lecciones para cuidar futuras amistades.

Ser despedido: Cuando eres despedido de tu trabajo pasas por momentos de incertidumbre e incluso, dependiendo de cómo haya sido el despido, incluso podrías llegar a cuestionarte tus capacidades laborales. Pero tras ese despido te darás cuenta que puedes seguir adelante, que eventualmente encontrarás otro trabajo o tendrás un emprendimiento propio, que sin el golpe de ese despido, quizás, no te habrías atrevido a iniciar.

Fallarle a un ser querido: Cuando realmente queremos a alguien lo último que deseamos hacer es fallarle. Sin embargo, por más que no lo queramos, en alguna oportunidad podemos fallarle a alguien que queremos. Esta situación nos enseña que puede ocurrir lo mismo en la otra dirección y que el perdón siempre es un buen camino para volver a la normalidad con esa persona que queremos.

Estas situaciones definitivamente son muy duras, pero son parte de los diferentes matices de la vida y de las que te aseguro podrás aprender mucho. Son los momentos duros de la vida los que nos hacen más fuertes y nos dan la seguridad de que somos capaces de superar, prácticamente, cualquier dificultad.

Una mujer segura de sí misma cuida de su autoestima y no tiene conductas que le hagan perderse el respeto. Mira este video para saber si tienes alguna conducta de este estilo.

¿Pasaste por alguna situación como esta? ¿Qué tanto te enseñó? ¿Te hizo una mujer más segura? Comparte conmigo tu opinión en los comentarios.

Derecho de autor: rido / 123RF Foto de archivo