fbpx
14

ENE

4 señales que da una persona que no quiere cambiar

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

En muchas ocasiones nos encontramos en relaciones en las que es necesario que la otra persona haga algunos cambios en su conducta o forma de ser, para de esa forma poder mantener viva la relación. Pero no siempre estas personas quiere hacer estos cambios, bien porque no lo consideran necesario o porque simplemente no les interesa la relación.

Pero ¿cómo darte cuenta de esto? Estas personas, como todas, dan señales y es a ello a lo que debes estar muy atenta, para una vez que te des cuenta, poder actuar en consecuencia.

No está seguro de cambiar: De muchas maneras manifiesta sus dudas acerca de los cambios que se le proponen. Esta es una de las señales más claras y directas, porque una persona que quiere cambiar acepta las sugerencias y busca lo mejor dentro de ellas. Una persona que no está interesada en hacerlo encontrará excusas y se bloqueará ante esta petición.

Repetirá los mismos errores una y otra vez: Cuando se le pide a alguien que cambie es porque repite una y otra vez conductas que son negativas para la relación. Entonces, aunque en este caso sí manifiesten sus deseos de cambiar, repetirá esas conductas una y otra vez, porque realmente no está prestando atención y tampoco le interesa hacerlo.

Simplemente se negará: Esto parece obvio, pero en muchas ocasiones las personas simplemente se niegan de plano a cambiar por más que se les insista en la necesidad de hacerlo. Si este es el caso y si tras algunos intentos no cede ni cambia su actitud, definitivamente es una persona que no considera esos cambios como algo necesario en su vida.

Los acepta pero no hace nada: Una de las peores actitudes es la de aquella persona que cuando habla contigo acepta todos sus errores y asegura entender qué debe cambiar, sin embargo cuando le toca hacer cambios simplemente no hace nada. Esta es una de las situaciones más complejas con las que debes convivir, porque la persona dice una cosa, pero hace otra totalmente diferente.

Cuando tienes ante ti una situación como ésta, las decisiones pasan a estar de tu lado. Puedes intentar convivir con esto o puedes tomar la decisión de abandonar la relación. Aunque ninguna de estas decisiones es sencilla, siempre debes tener presente qué es lo que te hace feliz a ti.

¿Pasaste por una situación similar a ésta? ¿Qué hiciste? Comparte tu opinión y experiencia conmigo aquí abajo.

Derecho de autor: wavebreakmediamicro / 123RF Foto de archivo