fbpx
29

AGO

4 razones por las que amo los lunes

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Mucha gente dice que odia los lunes, pero yo definitivamente los amo. Definitivamente el lunes tiene mala fama, es el primer día tras el fin de semana, es el día en el que debemos volver a las responsabilidades, al trabajo y a levantarnos temprano. Pero, ¿no te has puesto a pensar cuántas veces nos gustaría una segunda oportunidad? ¿Cuántas veces pedimos empezar desde cero? Pues cada siete días el lunes nos da esa oportunidad.

Por todo lo anterior comparto contigo 4 razones por las que amo los lunes.

– Me permiten iniciar mis planes: Tras pasar todo el fin de semana planeando cosas, los lunes son el día de poner esos planes en práctica y empezar a movernos en la dirección de las cosas que queremos. Tras mucha preparación, es el momento de salir y hacer aquello que nos acercará a cumplir lo que hemos planeado.

– Es un comienzo nuevo: No importa qué haya ocurrido antes, cada nueva semana, marcada por cada lunes es la oportunidad de empezar de nuevo. Si nuestra situación económica no es buena, podemos empezar a buscar cómo cambiarla (mira aquí cómo hacerlo). Si no nos gusta nuestro trabajo podemos comenzar a buscar otro y si queremos ponernos en forma es el mejor día para empezar a hacer ejercicio o cambiar nuestra alimentación.

– Porque no tienen nada de malo: En ocasiones le podemos tener temor a los lunes, porque hay algo que no queremos enfrentar, pero nada más lejos de la realidad. Los lunes no tienen absolutamente nada de malo, más bien tienen todo de bueno. No hay razones para no amar el día que te permite hacer tantas cosas.

– Porque recompensa a los que no se lamentan: En muchas ocasiones solemos lamentar que una cosa no salió exactamente como queríamos, pero los lunes nos premian si evitamos esa conducta destructiva porque no nos dan tiempo para lamentaciones, sino para ponernos en marcha y avanzar.

Los lunes son el mejor símil que podemos encontrar de un inicio o “reset” en nuestra vida. Es la oportunidad de comenzar a hacer cambios y además una nueva oportunidad constante, porque nos permite tener un par de días para pensar y organizar y arrancar con muchas energías.

¿A ti también te gustan los lunes? Comparte conmigo tu opinión aquí abajo. ¿No te gustan? Qué te parecieron mis razones.

Derecho de autor: alphaspirit / 123RF Foto de archivo