fbpx
06

AGO

4 poderosas señales de que eres dependiente de tu pareja

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Una relación de pareja tiene diferentes aspectos que son muy importantes, uno de ellos es el apoyo entre los miembros de la pareja. Sin embargo cuando ese apoyo está mal entendido y empieza a ser excesivo, podría convertirse en dependencia y empezarías a ser dependiente de tu pareja.

La dependencia en una relación es una forma muy tóxica de relacionarse porque estás dejando que parte de tu personalidad se confunda con los temas de pareja, perdiendo tu individualidad y además cargando sobre tu pareja una responsabilidad que le agota.

Estas son 4 poderosas señales de que eres dependiente de tu pareja.

Dejaste de tomar decisiones: Por las razones que sea dentro de la relación poco a poco has ido cediendo tu toma de decisiones a tu pareja. Incluso para las cosas más pequeñas o las más personas necesitas de la opinión de tu pareja, en parte por que sientes que si tomas una decisión podrías defraudarlo.

La soledad te aterra: De un tiempo para acá puedes llegar a sentir incluso temor de hacer cosas sola o de estar sola. Sientes que las cosas que debes hacer te pueden abrumar si no tienes a tu lado a tu pareja para que te ayude en caso de que tengas un problema. La ausencia de tu pareja puede llegar a generarte incluso una crisis nerviosa.

La ausencia de tu pareja te causa tristeza: Cuando tu pareja no está contigo esto te genera un estado general de tristeza, aunque se trate solo de un corto tiempo, incluso si esto se prolonga puedes llegar a sentirte deprimida y no querer hacer algunas actividades por el hecho de que no estás con esa persona.

Los celos te dominan en muchas ocasiones: Es probable que tus celos te dominen en más de una ocasión, porque cualquier situación que notes que puede amenazar tu relación la sientes como una amenaza a tu estabilidad más interna que, al final, depende, en mucho de tu pareja por esa dependencia que creaste.

Ser dependiente de tu pareja es una de las peores cosas que puedes hacer, te genera una situación en la que pierdes por completo el control de tu vida, cediendo este a tu pareja sin que esa persona lo hay pedido creando un peso innecesario e insostenible a largo plazo.

Únete GRATIS al Círculo Íntimo de Alberto Sardiñas.
Obtén claves para mejorar tu vida personal y de pareja.
Recibe mi libro digital GRATIS con tu suscripción.

Foto: Archivo 123Rf.com