10

JUN

4 peligrosos enemigos de tu relación

Alberto

Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales

Personalidad de Medios, Autor, Conferencista e Influencer en Redes Sociales. Sus seguidores en las redes sociales superan la impresionante cifra de 2,6 millones, lo cual lo posiciona como el locutor de radio en español número uno en seguidores en todo Estados Unidos.

Una relación de pareja tiene aliados y enemigos, tan internos como externos. La forma en la actúan los miembros de una pareja es lo que puede ocasionar que dichos enemigos puedan tener éxito, porque muchos de estos, al nacer desde adentro de la relación son provocados por las actitudes que cada uno puede tener dentro de ella.

Estos enemigos muy poderosos y con la suficiente fortaleza para acabar con cualquier relación. Estos son 4 de ellos que es importante que puedas detectar y combatir.

La rutina: La rutina es uno de los peores enemigos que puede tener una relación, porque si ya de por sí es complicado llevar el día a día de una relación, es mucho más difícil hacerlo si ninguno de los dos, o incluso ambos, hace un esfuerzo por sacar la relación de la monotonía del día a día. Encontrar nuevas formas de disfrutar el día juntos es clave para poder mantener la relación oxigenada.

No escucharse: En una relación hay que escucharse incluso hasta cuando no se está dialogando. Porque las relaciones envían señales, verbales y no verbales todo el tiempo. Cuando tu pareja interactúa contigo te está comunicando cosas, de forma consciente e inconsciente, que es necesario que escuches por el bien de la relación.

Ventilar los problemas de pareja: “La ropa sucia se lava en casa”, dice el dicho. Por ello, uno de los peores enemigos de una relación de pareja es cuando decides ventilar fuera de ella los problemas que pueden existir. En primer lugar porque simplemente no estás solucionando nada y en segundo lugar porque estás defraudando la confianza de tu pareja en temas que le incumben a ambos.

Dejar pasar: Muchas veces no tenemos ánimos o deseos de afrontar una situación difícil y por ello dejamos pasar un momento complicado en la relación. Pero esto es una de las peores cosas que podemos hacer, porque en lugar de solventar un problema, simplemente estamos permitiendo que el problema sea haga cada vez más grande y complicado de solventar. Dejar pasar es uno de los peores enemigos de una relación.

En una relación el esfuerzo diario, aunado al amor, es lo que permite que esta se desarrolle con éxito y que pueda ser feliz y duradera. Estos enemigos podrían estar presentes hasta en la más feliz de las relaciones, pero si estamos atentos y tomamos los correctivos necesarios podemos solventarlo, de lo contrario, corremos el riesgo de perder nuestra relación.

Únete GRATIS al Círculo Íntimo de Alberto Sardiñas.
Obtén claves para mejorar tu vida personal y de pareja.
Recibe mi libro digital GRATIS con tu suscripción.

Foto: Archivo 123Rf.com